Viajar en el tiempo es posible, lo estamos haciendo y aquí te lo explico de forma sencilla

Viajar en el tiempo es real y todos lo hacemos. (Imagen: Pinterest)

Si ingresaste aquí con la pregunta en la cabeza «¿Es posible viajar en el tiempo?», la respuesta corta es sí, es posible viajar en el tiempo y lo estás haciendo justo ahora. Todos nos estamos lanzando al futuro, aproximadamente a la misma velocidad, un segundo por segundo. Pero eso no es lo que estás esperando, ¿verdad? Las películas sobre viajes en el tiempo, donde los personajes se suben a algún vehículo para volar al pasado o girar hacia el futuro…  desde luego son más cautivadoras.

Gracias a que Albert Einstein formuló su teoría de la relatividad, sabemos que el tiempo y el espacio están vinculados. De acuerdo con esta teoría, cuanto más rápido viajas en el espacio, más lento experimentas el tiempo. Los científicos han realizado algunos experimentos para demostrar que esto es cierto.

En un experimento se utilizó dos relojes ajustados exactamente a la misma hora. Un reloj se quedó en la Tierra, mientras que el otro voló en un avión (yendo en la misma dirección en que gira la Tierra). Al finalizar se compararon los dos relojes y el reloj del avión en rápido movimiento estaba ligeramente por detrás del reloj en tierra. Entonces, el reloj del avión viajaba un poco más lento en el tiempo que 1 segundo por segundo.

Por otro lado, la teoría de Einstein también nos dice que la gravedad curva el espacio y el tiempo, lo que hace que el paso del tiempo se ralentice. Un astronauta que vea caer un reloj en un agujero negro, por ejemplo, vería que sus manecillas se ralentizan gradualmente a medida que aumenta el valor de la gravedad. La manecilla de los segundos se movería una vez cada hora terrestre, luego una vez cada década, y finalmente parecería detenerse por completo. A esto se conoce como dilatación del tiempo.

En lo alto, donde orbitan los satélites, la gravedad de la Tierra es mucho más débil. Esto hace que los relojes de los satélites GPS funcionen más rápido que los relojes en tierra. Pero la diferencia es de unos 38 microsegundos. Casi nada, pero de no tenerlo en cuenta, esta tecnología sería inútil.

Entonces, si nos movemos a grandes velocidades o ubicamos en puntos donde el valor de la gravedad es menor o mayor, es físicamente posible realizar un viaje en el tiempo. Por ejemplo: sales y te das un paseo a una velocidad cercana a la de la luz, cuando regreses, en la tierra pueden haber pasado años, pero para ti solo unas horas. Por ejemplo: si te mueves a un 99.995% de la velocidad de la luz, por cada segundo que pasa para ti, pasarán 100 en la Tierra.

Existen otras consideraciones para viajar en el tiempo. Los fascinantes agujeros de gusano, «túneles» teóricos a través del tejido del espacio-tiempo que podrían conectar diferentes momentos o ubicaciones en la realidad con otros. El problema aquí es, que no estamos seguros de su existencia, además de las restricciones físicas que puede tener a la hora de usar uno.

No tenemos ni idea de cómo soportar la atracción gravitacional si llegásemos a usar un agujero de gusano, que además de ser hipotéticos, se predice que son extremadamente inestables. Pero últimamente se ha mostrado atractivo a la comunidad científica, algunos de ellos están buscando soluciones que permitan estos saltos en el tiempo.

En conclusión, viajar en el tiempo es real. Aunque no es con exactitud lo que probablemente hayas visto en las películas. No podemos usar una máquina del tiempo para viajar cientos de años hacia el pasado o el futuro. Ese tipo de viaje en el tiempo solo ocurre en libros y películas de ciencia ficción. Pero a pesar de todo, estás viajando en el tiempo. Ahora también sabes que, bajo ciertas condiciones, es posible experimentar el paso del tiempo a una velocidad diferente a 1 segundo por segundo. ¡Buen viaje!

Comparte ciencia, comparte conocimiento.