¿Qué es la contaminación cruzada de los alimentos y por qué es importante prevenirla?

¿Qué es la contaminación cruzada?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que cada año enferman en el mundo unos 600 millones de personas por ingerir alimentos contaminados. Son muchas las causas, pero una de las principales es la contaminación cruzada. Son cifras lamentables, aunque la contaminación es cruzada es prevenible y aquí te diremos cómo hacerlo.

¿Qué es la contaminación cruzada?

La gente suele imaginar a la contaminación cruzada como algo complejo, cuando en realidad es fácil de comprender. La contaminación cruzada se define básicamente como la transferencia de bacterias u otros microorganismos de una sustancia a otra; también incluye trasferencia de alérgenos alimentarios, sustancias químicas o toxicas. Dicho de otra forma, la contaminación cruzada es el movimiento físico de bacterias dañinas de un lugar a otro, en cada caso se transfiere desde una fuente contaminada a un alimento no contaminado.

La contaminación cruzada puede ocurrir durante cualquier fase de la producción de alimentos. Es decir, puede darse en las plantas de producción, cosechas, transporte, distribución o durante la preparación de los alimentos. Existen varios tipos y es importante conocerlas, así como formas de prevenirla. A continuación, vea los tres tipos principales de contaminación cruzada:

  1. De alimento a alimento

La contaminación cruzada entre alimentos ocurre, como su mismo nombre lo indica, con la adición de alimentos contaminados a alimentos no contaminados. Esto permite que las bacterias nocivas se propaguen y se multipliquen, poniendo en riesgo la salud. Healthline menciona que los alimentos crudos, poco cocinados o mal lavados pueden albergar grandes cantidades de bacterias, como Salmonella, Clostridium perfringens, Campylobacter, Staphylococcus aureus, E. coli y Listeria monocytogenes, que pueden ser perjudiciales para la salud si se consumen.  

  1. Del equipo a la comida

Múltiples estudios han demostrado que las bacterias pueden sobrevivir durante mucho tiempo en superficies como encimeras, utensilios, tablas de cortar, recipientes de almacenamiento y equipos de fabricación de alimentos. La contaminación entre equipos y alimentos suele ser más recurrente durante la fabricación de alimentos, así como en la preparación que se da en casa.

Si el equipo de preparación o fabricación de alimentos no se desinfecta correctamente, grandes cantidades de bacterias pueden proliferar en esta superficie, que posteriormente contaminan los alimentos. Un ejemplo simple de esta contaminación en el hogar es cuando se utiliza la misma tabla y cuchillo para cortar diferentes alimentos.

  1. De persona a alimento

Los seres humanos también pueden acumular una gran cantidad de bacterias en la ropa y cuerpo, y si no realiza un manejo adecuado estos patógenos podrían acabar en los alimentos. Lo más común es cuando una persona toca los alimentos como la carne y verdura sin antes lavarse bien las manos. También suele ser común que las personas preparen sus alimentos y toquen al mismo tiempo objetos que están repletos de bacterias, el mejor ejemplo es el celular.

Cómo evitar la contaminación cruzada

En realidad, hay muchas formas de evitar la contaminación cruzada, no solo tienen que ver con la higiene, sino también con la forma en que se almacenan y se preparan los alimentos. Las recomendaciones de Healthline son las siguientes:

  • Evitar comprar alimentos cerca de su fecha de caducidad, a menos que pretenda consumirlos de inmediato.
  • Guardar la carne cruda en un recipiente hermético o en una bolsa de plástico en el estante inferior del frigorífico para evitar que los jugos se filtren a otros alimentos.
  • Utilizar bolsas de supermercado distintas para la carne cruda y los huevos.
  • Cocer los alimentos a la temperatura adecuada.
  • Lavarse bien las manos, las superficies y los utensilios. Lávate las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos después de tocar superficies que pueden estar contaminadas o luego de hacer una actividad que implique contaminación (como estornudar, ir al baño o agarrar el móvil).
  • Almacene adecuadamente los alimentos y manténgase al día de su estado.
  • Utilice tablas de cortar distintas para la carne y las verduras.
  • Utilice esponjas y paños de cocina limpios.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.