Cuál es la diferencia entre «meteoroide», «meteoro» y «meteorito»: Conoce la forma correcta de referirte a ellos

¿Sabes cuál es la diferente entre «meteoroide», «meteoro» y «meteorito»? Aunque las palabras pueden parecer muy similares, no se refieren a lo mismo, por lo cual, es importante conocer el significado de cada una y su distinción. Veamos los detalles a continuación.

¿Qué son los «meteoroides»?

Pensemos en los meteoroides como una especie de «rocas espaciales», estos son fragmentos o restos de cometas y asteroides que tienen un tamaño mayor que el polvo cósmico y pueden alcanzar hasta los 50 metros de diámetro.

Es importante que tome en cuenta que estos cuerpos se mantienen en el espacio y, según nos indica la Sociedad Española de Astronomía (SEA), también pueden provenir, de satélites o planetas tras choques violentos con otros cuerpos, aunque esto es bastante raro.

De este modo, nos describe la SEA que «cuando un cometa pasa cerca del Sol, la parte volátil del material del que está compuesto (hielo y rocas) se sublima, y deja en libertad las partículas de distintos tamaños que contenía, las cuales permanecen en la misma órbita. Estas partículas constituyen lo que podemos llamar un enjambre o tubo de meteoroides».

¿Qué son los «meteoros»?

Los meteoros son lo que comúnmente denominamos «estrellas fugaces», estos se producen cuando los meteoroides entran a la atmósfera terrestre (o de cualquier otro planeta) a gran velocidad y, al hacerlo, se vaporizan (o consumen) parcial o totalmente, dejando un rastro visible y brillante, que nosotros observamos como un hermoso haz de luz en el cielo.

De esta manera, en el momento en el que los meteoroides escapan del espacio y entran a la atmósfera terrestre (o de cualquier otro planeta), se denominan meteoros o, más coloquialmente, estrellas fugaces.

¿Qué son los «meteoritos»?

Los meteoritos son los restos de los meteoroides que lograron llegar a la superficie de la Tierra (u otro planeta), así es, como el que se cree que provocó la extinción de los dinosaurios.

Cuando los meteoroides son lo suficientemente grandes, no se consumen o desintegran por completo dando paso a los meteoros, sino que sobreviven al caótico viaje a través de la atmósfera y alcanzan la superficie de la Tierra (u otro planeta) en forma de roca; estas varían en forma y tamaño y pueden llegar a provocar cráteres u otros efectos.

De esta manera, en resumen, los meteoroides son fragmentos de cometas y asteroides (u otros cuerpos celestes) que se encuentran en el espacio, cuando estos son atraídos por la gravedad terrestre (o de otro planeta) entran en contacto con la atmósfera y se desintegran formando el fenómeno luminoso, los meteoros, finalmente, cuando los meteoroides (o partes de él) sobreviven a un viaje a través de la atmósfera y golpean la superficie, se denominan meteoritos.

Como puedes observar, los tres casos representan distintos estados de los restos de ciertos cuerpos espaciales, así que ya lo sabes, «meteoroide», «meteoro» y «meteorito» no son lo mismo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.