Cómo eliminar el óxido de los utensilios de cocina: 2 trucos infalibles para dejarlos como nuevos

La formación de óxido en diferentes superficies dentro del hogar es una problemática normal, esto puede darse en puertas, ventanas, lavabos, bañeras (o duchas), retretes, incluso en ropa (por lo botones) y, en general, en cualquier sitio que esté compuesto (en su totalidad o una parte) de materiales metálicos como el hierro, o el acero, cuya aleación contiene hierro.

Más allá de una dificultad estética, la formación de óxido puede causar mayores problemáticas, pues con el tiempo el material de las piezas se puede consumir, debilitándolas hasta producir una alteración que le impida cumplir con su función o que represente un problema de inseguridad en el uso de ciertos instrumentos.

De esta manera, debido a que la oxidación del metal reduce su vida útil de manera considerable, es indispensable deshacernos de este óxido que desgasta las superficies de diferentes utensilios de cocina. Aquí te decimos por qué sucede esto y cómo puedes deshacerte de este problema de una manera sencilla y con ingredientes que todos tenemos en casa.

¿Por qué se oxidan las superficies de metal?

El óxido sobre las superficies, como en el acero, es resultado de una reacción electroquímica que se propicia cuando el agua (como la de la lluvia) entra en contacto con este material, específicamente con el hierro que se encuentra en la aleación.

De manera general, cuando las partículas de hierro (Fe) están expuestas al oxígeno del ambiente y al agua se oxidan, lo que resulta en la formación de hierro oxidado (Fe⁺⁺) y moléculas conocidas como iones hidroxilo (OH).

Los iones hidroxilo reaccionan con el Fe⁺⁺ para formar óxido de hierro (FeOH), más conocido como herrumbre, que es justo la sustancia de color rojiza/marrón que se forma sobre las superficies y que conducen a la corrosión.

¿Cómo puedo eliminar el óxido de de los utensilios de cocina?

Bicarbonato y vinagre blanco

Esta podría ser la mejor opción para este tipo de superficies, ya que se genera una pasta que puede quedar adherida a las zonas afectadas. Para aplicarlo tienes que seguir los siguientes pasos:

  • En un recipiente agrega dos cucharadas de bicarbonato y la cantidad de vinagre blanco necesario para formar una pasta.
  • Aplica sobre toda la superficie de tus utensilios con la ayuda de un cepillo o esponja.
  • Deja actuar por lo menos durante 1 hora.
  • Una vez pasado el tiempo, frota perfectamente con el cepillo o esponja. Verás cómo el óxido se ira desprendiendo.
  • Enjuaga perfectamente.
  • Si observas que una mancha no salió por completo, aplica la mezcla las veces que sea necesaria.

En este caso el vinagre, este puede ser intercambiado por el jugo de los limones necesarios para hacer la mezcla y el bicarbonato por sal de mesa, dependiendo de los ingredientes que tengas en casa.

Papel aluminio

El papel aluminio que se utiliza normalmente en la cocina resulta muy poderoso para eliminar la herrumbre. Para realizar esto únicamente necesitas:

  • Cortar cuadrados o tiras de papel de aluminio de unos 10 centímetros de lado.
  • Hacer pequeñas bolitas, humedecerlas por un momento en agua (o jugo de limón).
  • Frotar con ellas sobre el metal que esté oxidado.
  • Haz esto último hasta que consideres que el óxido se eliminó por completo.
  • Cuando termines enjuaga perfectamente.
  • Si observas que una mancha no salió por completo, aplica la mezcla las veces que sea necesaria.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.