¿Las zanahorias realmente mejoran nuestra vista?

Las zanahorias ayudan a mantener la visión sana.

Seguramente te parezca común escuchar que las zanahorias son el mejor alimento para mejorar nuestra visión, también puede que hayas notado que las personas que son fieles a esta creencia aún siguen utilizando anteojos o que todavía cierran un poco el ojo para alcanzar a leer alguna letra lejana. A raíz de esto surge la pregunta, ¿las zanahoritas realmente funcionan para mejorar la visión? En esta ocasión te responderemos de si es realidad o solamente un mito.

El aporte nutricional de la zanahoria se debe en gran medida del betacaroteno, esto es un carotenoide que facilita al cuerpo convertir estas sustancias en vitamina A. La vitamina A juega un papel importante en la salud ocular, siendo un poderoso agente para mantener saludable la visión. Consumir la dosis correcta es relevante para prevenir enfermedades relacionadas con la visión como lo pueden ser el deterioro ocular causado por la edad y las cataratas.

Según informa NPR, en un estudio se reveló que el déficit de vitamina A puede inducir a una ceguera nocturna, lo que significa que bajo poca luz nuestra visión tendrá dificultades al procesar la imagen. Pero contribuir a conservar una buena visión y mantenerla saludable no es lo mismo a decir que mejorará o convertirá la luz en una señal para tu cerebro. Aunque ahora se sabe que los problemas de la vista pueden ser ocasionados por simple genética, la deficiencia de la vitamina A en nuestro sistema también puede implicar que a largo plazo tu cornea vaya deteriorándose progresivamente hasta sufrir un daño irreparable. La causa más común de ceguera infantil a nivel mundial se debe a la falta de vitamina A.

Entonces, ¿comer zanahorias mejora o no la visión?

No exactamente. Si bien, se ha mencionado que la vitamina A es super importante a la salud ocular y la zanahoria es rica en esta vitamina, no quiere decir que consumir una gran cantidad de esta verdura mejorará nuestra vista. También hay otros alimentos que aportan vitamina A para nuestro cuerpo que serán igual o de mejor ayuda que las zanahorias.

Aquí te dejo una serie de recomendaciones dadas por el departamento de salud de la ciudad de Nueva York: 

  • Luteína y zeaxantina. Huevos, col rizada, espinacas, hojas de nabo, col rizada, lechuga romana, brócoli, calabacín, maíz, guisantes y coles de Bruselas.
  • Vitamina C. Frutos rojos, kiwi, pimientos rojos y verdes, tomates, brócoli, espinacas y jugos de guayaba, toronja y naranja.
  • Vitamina E. Aceites vegetales, frutos secos, verduras de hoja verde, boniatos, aguacates, germen de trigo y cereales integrales.
  • Vitamina A y betacaroteno. Zanahorias, batatas, calabaza, huevos y verduras de hoja verde.
  • Ácidos grasos esenciales. Salmón, sardinas, semillas de lino, soja y nueces.
  • Zinc. Carnes rojas, aves, ostras y otros mariscos, nueces, frijoles secos, alimentos de soya, leche y otros productos lácteos, granos enteros y cereales fortificados para el desayuno.

Esto quiere decir que si llevas una dieta saludable y balanceada, ayudará mucho para que tu visión se mantenga sana. Sin embargo, si en algún momento este importante sentido corporal llega a sufrir daños, lo mejor será recurrir con un especialista.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.