Astrónomos identifican al púlsar más poderoso jamás descubierto, y es sorprendentemente joven

Concepto artístico de una estrella de neutrones. (Imagen: Raphael.concorde/ Daniel Molybdenum/ NASA/ Wikimedia Commons).

Los púlsares son estrellas de neutrones en rotación en las que se observan pulsos de radiación a intervalos muy regulares que suelen oscilar entre milisegundos y segundos. Los púlsares tienen campos magnéticos muy intensos que canalizan chorros de partículas a lo largo de los dos polos magnéticos. Estas partículas aceleradas producen haces de luz muy potentes. A menudo, el campo magnético no está alineado con el eje de giro, por lo que esos haces de partículas y luz son barridos a medida que la estrella gira. Debido a que emiten otro tipo de estrella de neutrones emite poca radiación, la mayoría de ellas se observan como púlsares.

Según explica Universe Today, la estrella de neutrones en cuestión se conoce como VT 1137-0337. Se encuentra en una galaxia enana a unos 400 millones de años luz de distancia, y fue vista por primera vez en 2018 como parte del Very Large Array Sky Survey (VLASS) -un proyecto de siete años para crear un mapa de radio del cielo-.

«Tras capturar por primera vez una imagen de VT 1137-0337 en 2018, volvió a ver la estrella de neutrones en 2019, 2020 y 2022. Por lo tanto, sabemos que no es solo una ráfaga de radio transitoria de algún tipo. Basándonos en las observaciones, lo más probable es que el objeto sea una nebulosa de viento púlsar. A medida que la estrella de neutrones gira, su campo magnético y sus rayos de energía barren la nebulosa circundante, haciendo que el gas de la nebulosa se ionice y emita luz de radio».

VT 1137-0337 libera una cantidad de energía que es 10.000 veces más potente que la de la nebulosa del Cangrejo, que fue creada por una supernova en 1054 d.C. Es tan potente que podría estar en proceso de convertirse en un magnetar, lo que significaría el primer avistamiento del nacimiento de un objeto de este tipo. Aún más sorprendente es que los astrónomos estiman que VT 1137-0337 es una estrella de neutrones muy joven, posiblemente de apenas 14 años.

En es una estrella de neutrones típica, el campo magnético es billones de veces mayor que el de la Tierra; sin embargo, en un magnetar, el campo magnético es otras 1000 veces más fuerte. En un magnetar, con su enorme campo magnético, los movimientos de la corteza hacen que la estrella de neutrones libere una enorme cantidad de energía en forma de radiación electromagnética.

¿Cómo se forma una estrella de neutrones? Cuando una estrella masiva explota como una supernova, su núcleo puede colapsar aplastando cada protón y electrón en un neutrón, para terminar como un objeto diminuto y superdenso con aproximadamente 1.3 veces la masa del Sol. Estos núcleos pequeños e increíblemente densos de estrellas que explotaron son estrellas de neutrones. Si la estrella resultante tiene una masa mayor, acabará siendo un agujero negro.

Su descubrimiento es un momento divertido, ya que algunos astrofísicos pensaron que era una señal extraterrestre. En 1967, la astrónoma irlandesa Jocelyn Bell Burnell tenía 24 años cuando se percató de los extraños pulsos de radio procedentes del espacio que ella y sus colegas etiquetaron cariñosamente al principio como LGM, por «pequeños hombres verdes», explica Earth Sky. Más tarde, comprendieron que los pulsos procedían de estrellas de neutrones. Las estrellas de neutrones de giro rápido que los astrónomos terrestres ven emitir pulsos de radio se denominan ahora púlsares de radio.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.