Cinco enfermedades que afectan la capacidad de lenguaje

La afasia progresiva en realidad es un grupo diverso de trastornos neurológicos en los cuales se afecta la capacidad para comunicarse debido a que se presenta un daño progresivo en las estructuras del cerebro que controlan el lenguaje.

Se describe que la alteración del lenguaje o del habla debe ser persistente y se cree que se deben presentar síntomas clínicos en los pacientes durante al menos dos años sin la afectación o disminución de memoria y otras habilidades audiovisuales.

Los pacientes suelen presentar dificultad tanto en la producción del lenguaje, así como en su comprensión lo cual puede caracterizarse por:

  • Habla lenta, esforzada, vacilante y distorsionada
  • Arrastre o pronunciaciones incorrectas
  • Errores del sonido del habla con distorsiones, eliminaciones, sustituciones, inserciones o transposiciones de los sonidos del habla
  • Errores gramaticales que afectan el uso de artículos, conjunciones y verbos, de hecho, el uso de estos últimos es mínimo en comparación con personas sanas
  • Dificultad para comprender el lenguaje oral o escrito
  • Problemas para comprender el significado de las palabras
  • Dificultad para nombrar objetos o recordar palabras lo que implica que hacen frecuentemente pausas al hablar
  • Dificultad para repetir frase u oraciones

Se describe que esta enfermedad es degenerativa y crónica, su edad de aparición se da entre los 50-70 años, aunque su incidencia y prevalencia no es alta, se estima que la padecen entre 1 y 15 personas por un millón de habitantes, a pesar de esto, las personas que cursan por esta enfermedad se ven ampliamente afectadas ya que se deteriora el principal componente de comunicación.

Se ha reportado que esta patología cursa con algunos otros tipos de enfermedades neurológicas que, de hecho, se presentan como síntoma clínico primario y, posteriormente, se desarrolla e identifica la alteración en el lenguaje. Se documentó recientemente en la revista Brain que hicieron un seguimiento de 25 años en pacientes obteniendo para su estudio un total de 118 autopsias de pacientes con afasia progresiva primaria en los cuales se indica que la enfermedad primaria se presentó como:

  • Alzheimer en un 42%
  • Neuropatología de parálisis supranuclear progresiva en el 24%
  • Neuropatología de la enfermedad de Pick en el 10%
  • Proteinopatías de unión al ADN de diferentes tipos en aproximadamente un 20%
  • Entidades poco frecuentes que afecta el lóbulo frontotemporal en un 3%

Por su parte, el estudio con otro conjunto de 68 participantes presentó Alzheimer, neuropatología de parálisis supranuclear progresía, enfermedad de Pick y proteinopatía de unión al ADN, como enfermedades antecedentes a la afasia progresiva.

Tal como lo indican los autores esto comprueba que las enfermedades neurológicas descritas anteriormente son capaces de afectar alguna parte de la red del lenguaje tras su progreso y propiciar el desarrollo de afasia progresía lo cual agrega afectaciones significativas en los pacientes que ya cursan con un tipo de patología neurológica.

Esto permite sugerir que los procesos biológicos podrían estar conectados en su propia red de patogénesis y, de ser así, podría implicarse el hecho de abordar a la afasia progresiva junto con el tratamiento de las demás enfermedades para obtener una mejor calidad de vida en los pacientes.

El artículo completo lo puedes consultar en Brain.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.