¡Asombroso!, la NASA acaba de confirmar el cometa más grande jamás detectado

Sorprendentes observaciones mediante el Telescopio Espacial Hubble han detectado el cometa más grande jamás conocido. Se reporta que este titán ha estado viajando hacía el Sol por más de 1 millón de años y se dirige hacia nosotros a 32.19 km/h desde el borde de nuestro sistema solar, sin embargo, lo más cercano que podrá estar este cometa gigante del Sol será a unos 1600 millones de kilómetros, así que no hay de qué preocuparse.

El cometa gigante se denomina C/2014 UN271 (Bernardinelli-Bernstein), su descubrimiento por los astrónomos Pedro Bernardinelli y Gary Bernstein se remonta al año 2014 con ayuda de imágenes recuperadas en el 2010 en el Observatorio Paranal de Chile. Desde sus primeras observaciones, cuando el cometa se encontraba a unos 4800 millones de km del Sol, (ahora ≈3200 millones de km), se determinó que el cuerpo celeste debía tener un gran tamaño por el brillo detectado a tan gran distancia.

Ahora, gracias a las observaciones de Hubble, se ha determinado que su masa es de 500 billones de toneladas y tiene un diámetro aproximado de 129 km de ancho. Sus dimensiones son realmente asombrosas, de la misma manera, las comparaciones con otros cometas, incluyendo el que se consideraba anteriormente el mayor, el C/2002 VQ94 de 96 km de diámetro descubierto en el 2002, nos demuestran la gran magnitud de este cuerpo (Véase imagen de cabecera).

El reporte detallado se encuentra en The Astrophysical Journal Letters, así como en un anuncio oficial por la NASA, los cuales indican que obtener los detalles del núcleo del cometa fue realmente un desafío. En primera instancia, porque su distancia no permite, a pesar de su sensibilidad, que Hubble detecte directamente sus dimensiones, por lo cual fue necesario tomar los datos de Hubble, modelarlos y ajustarlos con la finalidad de discernir el núcleo sólido del cometa del polvo que lo acompaña, en sus mediciones también determinaron que su núcleo es tan negro como el carbón.

Asimismo, sugieren los investigadores que este gigante podría ser a penas la punta del iceberg de millones de cometas que rondan zonas distantes del sistema solar y que, por su distancia y actividad, no somos capaces de detectarlos, aunque se espera que con el paso del tiempo esto sea posible.

C/2014 UN271 que rompió el récord del cometa más grande conocido, representa finalmente los restos más antiguos del sistema solar primitivo conservados durante miles de millones de años y que se cree proviene de la supuesta nube de Oort que rodea el sistema solar, de la cual, en teoría, proceden billones de cometas más. En este sentido, los investigadores y la NASA enuncian que esto es un parteaguas para el conocimiento del tamaño y masa de los cometas de la nube de Oort, así como para la propia comprensión de este hipotético conjunto de cuerpos astronómicos en los límites del sistema solar.

El reporte completo lo puedes consultar en: The Astrophysical Journal Letters

Comparte ciencia, comparte conocimiento.