3 plantas colgantes fáciles de cuidar que no pueden faltar en tu hogar

Crédito de imagen: indigo making studio de Getty Images.

Las plantas siempre son un excelente decorativo en los hogares, así que si ya no sabes qué otra opción añadir a tu colección y estás buscando alternativas que sean fáciles de cuidar, has llegado al lugar correcto, pues el día de hoy te compartiremos tres opciones que no requieren de mucha supervisión para crecer y desarrollarse en óptimas condiciones. Así que si quieres saber cuáles son, te invitamos a seguir leyendo este artículo, pues te contamos todos los detalles a continuación.

Los amantes de las plantas, incluyendo a aquellos que van incursionando en esta área, así como a los expertos, siempre están en busca de plantas que puedan decorar su hogar y mantener la armonía de este, sin embargo, en algunas ocasiones es posible que no reconozcan cuáles son las opciones que mejor se adaptan a sus necesidades o, por otra parte, que se queden sin ideas para añadir a su colección. Por ello, el día de hoy te compartimos 3 ideas de plantas colgantes que son de fácil cuidado y que probablemente sean perfectas para añadir a tu hogar, seguro que encontrarás una que sea de tu agrado.

3 plantas colgantes fáciles de cuidar que no pueden faltar en tu hogar

Cola de burro (Sedum morganianum)

La primera planta de nuestra lista es la conocida comúnmente como cola de burro, esta es una planta colgante perfecta para decorar tu hogar sin que se requiera de muchos cuidados.

La cola de burro es una suculenta que crece en forma de hileras a lo largo, pudiendo llegar a medir hasta 1 metro. Esta es perfecta para ser una planta colgante de interior, pues es preferible colocarla en un sitio en donde reciba luz solar indirecta, en donde encontrará el sitio idóneo para crecer y desarrollarse.

En cuanto a su riego, este es muy sencillo, pues al igual que sucede con todas las suculentas, estas pueden hacer frente de manera perfecta a la sequía y, además, mucha humedad podría afectarla, por ello, solo se requiere de un riego no tan constante, como cada 3 semanas, que permita mantener la humedad, pero sin acumulación de agua.

Crédito de imagen: Andri Tirta de Getty Images.

 

Potus plateado (Scindapsus pictus)

La segunda planta de esta lista es Potus plateado, una planta trepadora que queda perfecta como planta colgante en el hogar.

Al igual que sucede con la anterior, los cuidados de esta son muy sencillos. En este caso, esta prefiere menos luz que la cola de burro, por lo que es perfecta para mantenerla en interior, pues se debe proteger de los rayos solares intensos. En cuanto a su riego, es preferible realizarlo cada semana, o cuando notes que la tierra ya está perdiendo humedad, pues, aunque prefiere una buena humedad en el suelo, un exceso podría afectar su desarrollo.

Crédito de imagen: Eva Peters de Getty Images.

Cintas (Chlorophytum capense)

Esta también es una planta muy atractiva que se puede mantener como una planta colgante sin requerir de muchos cuidados, pues no es exigente en cuanto a su riego, luz solar o sustrato, así que puede ser perfecta para inexpertos.

En general, esta crece muy bien en condiciones de luz media, así que puedes buscar un lugar en donde le dé luz indirecta dentro de tu hogar. En cuanto a su riego, aunque este tiene que ser constante, requiriendo de un riego diario, o dos veces al día en verano, esta requiere de mucha humedad, por lo que no importa si te pasas un poco, pues lo mejor es regar la tierra hasta saturarla.

Cómo reproducir la cinta - Decogarden - Jardinatis - YouTube
Crédito de imagen: Decogarden, Youtube.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.