El descubrimiento astronómico que tiene desconcertada a la comunidad científica

Burbujas de Fermi Créditos de imagen: NASA

A casi 13 años de su descubrimiento, el origen de estos dos enormes cuerpos permanecía incierto, no existía una manera lógica para explicar su origen y el papel que tenían en nuestra galaxia. Por haber sido descubiertos por el gran Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, han recibido el nombre de “Burbujas de Fermi”, nombre al cual hacen mucho honor, pues pareciera que nuestra galaxia estuviera jugando con material estelar (gas y polvo cósmico) y liberara estos cúmulos en forma de dos burbujas gigantes.

Las burbujas de Fermi

Representación esquematizada de las Burbujas de Fermi. Créditos de imagen: NASA Goddard

Estos glóbulos gigantescos se encuentran en el centro de nuestra galaxia (tal y como se observa en la imagen de arriba), se puede notar que se extienden por arriba y por debajo del plano de nuestra galaxia, abarcando una longitud de más de 25,000 años luz. Aunque su fuente todavía no está del todo claro, se sabe con mucha certeza que emiten radiación de la más alta energía, es decir rayos gamma.

De acuerdo con un comunicado reciente del detector de partículas supermasivo llamado “Observatorio de Neutrinos IceCube”, con ubicación en la Antártida, se detectaron 10 super neutrinos de super alta energía cuyo origen proviene de las gigantes burbujas de Fermi, lo que convierte a estos objetos en un tema aún más misterioso.

Cuando las partículas de alta energía que contiene los rayos cósmicos interactúan con el gas y el polvo, se producen los rayos gamma que brillan con mucha intensidad dentro de nuestra galaxia. Las burbujas de Fermi emiten rayos gamma de mayor energía que el resto del cuerpo de la galaxia.

Origen de las gigantescas burbujas

Se cree que las burbujas de Fermi tienen una estrecha relación con la liberación de cantidades masivas de energía, por parte del agujero negro supermasivo (llamado Sagitario A), ubicado en el centro de nuestra galaxia. Pues es sabido que, en otras galaxias, los agujero negros que absorben cantidades enormes de materia, expulsan chorros de alta energía.

Esta hipótesis se respalda con la orientación espacial de las Burbujas de Fermi, las cuales se extienden perfectamente por encima y por debajo del plano, en el centro galáctico.

Sumado a esta hipótesis primaria, se sugieran dos posibles orígenes de la energía que conforma a estas burbujas:

Es posible que varios millones de años Sagitario A absorbió una cantidad inmensa de materia, la cual se calentó y debido a la interacción de grandes fuerzas físicas (eléctricas y magnéticas), parte de esa materia logró escapar del horizonte de sucesos, en formato de partículas de alta energía que dispersaron y diluyeron, pero conservaron su estado energético hasta la actualidad.

La segunda hipótesis indica que también es probable que una estrella gigantesca se acercó demasiado a Sagitario A y se fragmentó de manera violenta, liberando partículas de alta energía gravitatoria en un solo acto, lo que condujo la formación de esas burbujas.

Esas son algunas de las posibles explicaciones a este fenómeno tan increíble.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.