La mejor manera de aprovechar las cáscaras de limón para la limpieza: no las desperdicies

Las cáscaras de limón son un desecho para la mayoría, pero hay varias formas de aprovecharlas, como en la limpieza. En este articulo te contaremos un par de trucos para sacarles el mayor provecho, verás que serán de gran ayuda durante esta labor.

¿Qué haces con las cáscaras de limón una vez que has exprimido el jugo? Es muy seguro que la mayoría de las personas las desechan, no obstante, dado los componentes aromáticos con los que cuenta esta parte del fruto, es posible aprovecharlas durante la limpieza de diferentes formas que te compartimos a continuación, ¡toma nota!

Lavar los trastes o vajilla

Todos nuestros lectores reconocerán perfectamente que cuando lavamos los trastes o vajilla, una de las principales problemáticas es eliminar el mal olor que está impregnado fuertemente en ciertos instrumentos, como vasos o platos. Ante esto, una opción segura y eficaz es emplear cáscaras de limón, para ello siga los siguientes pasos:

  • La opción más sencilla es simplemente tomar un recipiente y agregar alrededor de 5 cáscaras de limón, junto con el jabón que ocupará para lavar los trastes, mezclar perfectamente y ejercer presión sobre las cáscaras, para propiciar que los componentes aromáticos se extraigan. Después, simplemente emplee esta mezcla para lavar sus trastes.

Eliminar el mal olor en sus paños o trapos

Dado el uso que se le da a estos instrumentos, es muy común que estos se impregnen de malos olores que se mantienen en ellos incluso después de lavarlos, para hacer frente a esta situación, puede emplear cáscaras de limón de la siguiente manera:

  • Toma un recipiente y pon a hervir alrededor de un litro de agua.
  • Cuando comience a hervir, agrega 10 cáscaras de limón y mantén hirviendo el agua por unos 5 minutos.
  • Cuando haya pasado el tiempo, apaga el fuego y agrega un poco de jabón líquido para trastes.
  • Mezcla perfectamente y sumerge tus paños o trapos de cocina.
  • Déjalos reposar en la mezcla por unos 30 minutos.
  • Cuando haya pasado el tiempo, retíralos, lávalos y enjuágalos perfectamente. Al hacerlo, te darás cuenta de que el mal olor se habrá ido.

Limpiar mesas (u otras superficies)

En algunas ocasiones, como cuando se consume mariscos y/o pescados, las mesas o superficies similares se impregnan de un aroma desagradable, para eliminarlo fácilmente puedes utilizar cáscaras de limón haciendo lo siguiente:

  • Toma un recipiente y pon a hervir alrededor de un ½ de agua.
  • Cuando comience a hervir, agrega de 5 a 10 cáscaras de limón y mantén hirviendo el agua por unos 5 minutos.
  • Cuando haya pasado el tiempo, apaga el fuego y espera a que se enfríe.
  • Una vez que ya no esté caliente, humedece el paño o trapo con el que limpiarás las superficies.
  • Toma el trapo y limpia las superficies con él.
  • Deja reposar la mezcla por 5 minutos y después pasa un paño ligeramente humedecido con agua. Si lo prefieres, seca las superficies con otro paño seco. Cuando termines notarás que el mal olor habrá desaparecido.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.