La mejor manera de reutilizar las sábanas viejas: no las desperdicies

Reutiliza las sábanas viejas.

Las sábanas son uno de los artículos más comunes en el hogar, pues una cama no puede estar completa sin ellas, pero con el paso del tiempo estas suelen desgastarse o simplemente remplazarse con otras, lo que quiere decir que serán desechadas o guardarlas hasta el punto de no utilizarse por años. Por suerte existen una serie de trucos para aprovechar las sábanas viejas y no tener que desecharlas, toma nota porque a continuación te digo algunas maneras de reutilizarlas.

Trapos de limpieza

Un artículo que nunca puede faltar en el hogar son los trapos de limpieza pues con el pasar del tiempo estos llegan a desgastarse y son inservibles, por fortuna puedes tener muchos de ellos si aprovechar tus sabanas viejas de la manera correcta. Ya sea que los utilices para remover el polvo, limpiar manchas o trapos de mesa, pueden ser bastante útiles. Ya que las sábanas son muy grandes, entonces tendrás que corarlas para que salgan muchos trapos y sea mejor para diferentes usos. De esta manera los podrás aprovechar para todo tipo de cosas, incluyendo lavar el coche, muebles, alguna superficie, entre otros. Verás que de esta manera podrás tener una gran cantidad de trapos.

Utilízalas como toallas de papel

Otra de las grandes utilidades de las sábanas es que también pueden funcionar como servilletas, ya que limpiarse con toallas de papel implica mucho desperdicio, así que te tengo la solución para evitar utilizar una cantidad excesiva de papel. Lo único que tendrás que hacer es lavar muy bien las sábanas que has decidido reutilizar y cortarlas en cuadros para hacer servilletas grandes con ellos y úsalos cada vez que comas. Podrás lavarlas tras cada uso y secarlas para utilizarlas nuevamente

Juguetes para tus mascotas

Si quieres un uso un poco más banal para las sábanas que ya no utilizas, entonces puedes aprovecharlas como entretenidos juguetes para tu mascota. Si quieres que tu perro pase horas entreteniéndose con una simple sábana, lo único que tendrás que hacer es estirarlo y hacer nudos a lo largo de ella (será necesario cortarlo al tamaño de una toalla). De esta manera tan sencilla el juguete estará listo para la diversión de tu mascota, solamente debes darlo a tu perro y verás cómo se entretiene por horas. Antes de hacer este truco debes de asegurarte de limpiar muy bien la sábana, pues tu perro la morderá y si contiene alguna sustancia química u otra cosa, puede ser potencialmente peligroso para el animal.

Artículos para mascotas

Además de un juguete para perros, puedes darles otro uso a las sábanas que deseas reutilizar, pero. Uno de sus otros usos prácticos puede ser como amortiguador para mascotas, exactamente como una camita para ellos, puede ser para tu gato o perro. Solamente tienes que doblarla en seis (hasta que esté del tamaño de una toalla pequeña y ponerla en el piso o alguna caja para que reposen así. Esto podría ser una buena idea para los dueños de gatos, pues los felinos tienden a acostarse en lugares inesperados.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.