Cómo eliminar las manchas amarillas de las almohadas: trucos para dejarlas relucientes

Elimina las manchas amarillas.

Las almohadas son de los mejores objetos para descansar y reposar ya que son suaves y perfectas para recargar la cabeza. Por desgracia muchas veces se le resta importancia y no se lavan lo que ocasiona manchas amarillas por el sudor y restos de saliva. Por fortuna existe una manera bastante eficaz de eliminar tales manchas y dejar la almohada limpia y reluciente. Toma nota porque a continuación, te digo cómo.

El primer paso para lograr eliminar las manchas amarillas de las almohadas es preparar la solución con la que se limpiarán, en el que solamente necesitarás bicarbonato de sodio y jabón para platos. El procedimiento es sencillo, deberás de llenar el fregadero con agua caliente, luego agrega una taza de bicarbonato, junto con un cuarto de jabón para platos. Cuando hayas hecho la mezcla exitosamente hecha esto deberás de revolver muy bien hasta que el polvo del bicarbonato de sodio esté disuelto y la solución esté lista para incorporar a la almohada manchada, también puedes agregar un poco de vinagre para mejores resultados.

Para lavar la almohada es bastante sencillo, si decides lavar en la lavadora simplemente debes incorporar la mezcla al ciclo de lavado para que la lavadora haga el resto del trabajo, te recomendamos configurar a delicado para que la almohada no se deforme. Al terminar solamente exprime, ya que lo recomendado es no utilizar la secadora en este tipo de casos, deja ante el sol y la almohada estará reluciente.

Si decides lavar a mano, solamente debes de poner la almohada en el lavadero e ir incorporando la mezcla poco a poco a medida que se va lavando. Enjuaga muy bien hasta retirar todos los excesos de producto de jabón y la almohada este completamente limpia, para mejores resultados puedes dejar reposar la mezcla sobre la almohada. Para secar solamente debes apretar la almohada para que vaya exprimiendo, ya que si la retuerces alterarás su forma y podrías esforzarla.

De esta manera las almohadas estarán libres de manchas amarillas sin necesidad de sustituirlas. Recuerda que se recomienda cambiar de almohada por lo menos 1 vez por año y debes lavarlas por lo menos una vez por mes.

Cómo evitar las manchas 

Ahora que conoces cómo puedes eliminar las manchas amarillas de las almohadas, no está de más que conozcas cómo puedes evitar que estas vuelvan a aparecer, sobre todo las manchas de sudor y saliva. Para esto Housewife How-Tos da las siguientes recomendaciones:

 

  • Dúchate antes de acostarte para eliminar el sebo de tu cabello y piel.
  • Use fundas de almohada más oscuras cuando tenga un resfriado, ya que es más probable que duerma con la boca abierta debido a la nariz tapada y, posteriormente, babee mientras duerme.
  • No use suavizante de telas cuando lave su ropa blanca, ya que esto puede dejar una acumulación de cera en las fundas de sus almohadas y hacer que otras sustancias se adhieran.
  • Use vinagre y/o bicarbonato de sodio en su lavado de vez en cuando, ya que estas sustancias pueden quitar las manchas cuando comienzan a formarse.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.