Cómo limpiar el pegamento seco en los pinceles: trucos para no dañarlos

Cómo limpiar los pinceles.

Pintar puede ser una actividad bastante entretenida, sobre todo cuando se puede experimentar con texturas y sustancias, a menos de que sea pegamento, pues este puede arruinar los pinceles y secarlos. Desafortunadamente muchas veces se llega a la necesidad de tirar pinceles solamente porque se han arruinado con pegamento, por fortuna existen ciertos trucos que permitirá limpiarlos con facilidad, toma nota porque a continuación te digo cuáles son.

Disolvente

Introducir los pinceles en disolvente será la manera más sencilla de retirar el pegamento que estén pegados. En un recipiente pequeño vierte disolvente e introduce los pinceles que estén manchados, deberás tener cuidado de que no te salpique ya que puede dañar la piel. Remoja y deja que pasen minutos para retirar, después enjuaga con agua fría y verás que poco a poco

Jugo de limón

El jugo de limón también puede ser bastante funcional, ya que sus capacidades corrosivas serán bastante eficientes para disolver el pegamento sin dañar las cerdas del pincel. En este caso hay dos maneras de hacerlo; la primera es partir un limón a la mitad y exprimir sobre el pegamento para que la punta del pincel quede totalmente húmeda, la segunda manera de hacerlo es poner jugo en un vaso e insertar la parte que tiene el pegamento. En cualquiera de las dos opciones se deberá dejar reposar por unos cinco minutos.  

Acetona

La acetona será uno de los trucos más efectivos para eliminar el pegamento de las brochas, ya que esta sustancia es lo suficientemente corrosiva para lograrlo sin mucho esfuerzo, lo único que tendrás que hacer es llenar un recipiente con la cantidad correcta de acetona para introducir las brochas y dejarlas reposar durante cinco minutos. Una vez que se haya reposado lo suficiente, lava el pincel con abundante agua.

Cómo cuidar los pinceles

Ahora que sabes cuál es la manera correcta de eliminar el pegamento seco de los pinceles, no está de mal conocer cuál es la forma apropiada de tratarlos para asegurar su durabilidad, para esto el sitio web de zenartsuplies da las siguientes recomendaciones:

  • Proteja la férula. En la medida de lo posible, evite sumergirlo en agua durante un período de tiempo prolongado. Esto hará que el pegamento dentro de la virola se debilite y que la laca se desprenda del mango de madera.
  • No dejes tus brochas con la cabeza hacia abajo en tu vaso o jarra de agua de enjuague. Deformará la forma de tus cerdas.
  • No empuje el cabezal del cepillo hacia abajo con fuerza cuando recoja pintura y tampoco cuando la enjuague en su vaso o jarra de agua mientras pinta. Puedes dañar los pelos de tu pincel y hacer que el pigmento entre en la férula.
  • La mejor forma de limpiar los pinceles para acuarelas es sumergirlos bajo el chorro de agua hasta que se haya enjuagado todo el pigmento. Recuerde hacer esto a fondo pero con cuidado.
  • Después de lavar las brochas, use un trapo limpio para ayudar a eliminar el exceso de agua. Asegúrate de secar no solo el cabezal del cepillo, sino también las partes de la férula que puedan haberse mojado. La integridad de la férula es tan importante como las cerdas.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.