El truco definitivo para conservar la papaya por más tiempo y en buen estado

¿Tienes problemas con conservar la papaya en buen estado por varios días? Tranquilo, no eres el único, desafortunadamente este fruto se caracteriza por tener una vida útil muy corta, en comparación con algunos otros, por lo cual, es común que a los pocos días de adquirirla, esta comience a mostrar ciertos desperfectos que le restan valor para el consumo humano.

No obstante, hay formas adecuadas de almacenar este fruto para prolongar su vida útil y conservarla por más tiempo y en buen estado. Aquí te contamos cómo puedes hacer esto, ¡sigue leyendo!

La papaya es un fruto que se obtiene de Carica papaya, una planta perteneciente a la familia Caricaceae, originaria de América tropical, del sur de México hasta Costa Rica, aunque actualmente se cultiva en diferentes regiones tropicales y subtropicales del mundo, con una producción mundial de alrededor de 10 millones de toneladas.

¿Por qué la papaya dura poco tiempo en buen estado?

Este fruto se caracteriza por ser climatérico, esto quiere decir que después de la cosecha, es decir, cuando se han retirado de la planta, es capaz de seguir madurando. Esto se debe a que tras ser recolectados tienen un proceso metabólico de respiración muy rápido a la vez que siguen produciendo cantidades importantes de etileno.

El etileno es un compuesto volátil, también conocido como la «hormona de la maduración», que es el responsable de inducir la síntesis de las enzimas involucradas en los cambios físicos, químicos y metabólicos de los tejidos vegetales durante la maduración. De esta manera, el etileno es el que propicia y controla el proceso de maduración en las frutas.

Esta es la razón por la cual los frutos como la papaya, aguacate, pera o plátano siguen madurando mientras se almacenan en el frutero de nuestro hogar. Esto es deseable hasta cierto punto, pues llega un momento en el cual los efectos dejan de ser positivos y se provoca el envejecimiento y putrefacción, algo que sucede a los pocos días en la papaya.

Además de esto, este fruto se caracteriza por tener las condiciones óptimas para la pronta aparición de moho (un tipo de hongo microscópico) sobre su superficie.

Estas dos situaciones, el envejecimiento acompañado de la putrefacción y la aparición de moho, son las que limitan la vida útil del fruto y le restan valor para el consumo humano, no obstante, hay formas de hacer que estos procesos sean más lentos mediante el almacenamiento adecuado que te contaremos a continuación.

El truco definitivo para conservar la papaya por más tiempo y en buen estado

Una vez que ya sabes qué condiciones son responsables de la vida útil tan corta de la papaya, te podemos contar de qué forma puedes almacenarla de manera adecuada para que se conserve por más tiempo y en buen estado.

Toma en cuenta que la velocidad de respiración de los frutos y, por tanto, la producción de etileno se acelera con el aumento de temperatura, por lo cual, el truco para su almacenamiento idóneo es hacerlo a bajas temperaturas en el refrigerador.

De este modo, si usted adquirió frutos ya maduros y desea que se mantengan en buen estado por varios días, lo único que debe de hacer es almacenar en el refrigerador, para ello se recomienda:

  • Almacena en bolsas de papel o plástico perforadas con servitoallas (o papel absorbente). Para ello, toma la bolsa y en el fondo coloca una o dos servitoallas (o papel absorbente), esto permitirá absorber la humedad excesiva y evitará la aparición de moho.
  • También puedes hacerlo sin introducirlas en estos artículos y solo colocando debajo de la papaya una servitoalla.
  • Una vez hecho esto, introduzca la bolsa (o los frutos) en el cajón de frutas y verduras.
  • Considera que no es necesario cerrar la bolsa en la que estén almacenados los frutos.

El almacenamiento en refrigeración prolongará la vida útil de sus frutos, pues retrasará el proceso de maduración y aparición de moho.  Recuerde que este tipo de almacenamiento es óptimo para frutos que están en el punto medio de maduración, cuando son adecuados para su consumo, no lo aplique en frutos que aún no están maduros o que ya están envejecidos o putrefactos.

Por otro lado, si ya partiste la papaya, toma en cuenta esto:

  • No retires la cáscara por completo.
  • Coloca la papaya en un recipiente hermético o envuélvela en plástico o papel film.
  • Introdúcela en los cajones del refrigerador o en los estantes superiores.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.