Cómo retirar el esmalte permanente en casa: trucos sin dañar las uñas naturales

Retira el esmalte permanente.

Aplicarse cualquier tipo de esmalte semipermanente sobre las uñas puede parecer una gran idea, sobre todo cuando puedes hacerse todo tipo de diseños en las manos, por desgracia no todo es color de rosas y al pasar de las semanas el esmalte debe retirarse. Por fortuna tener que esperar para ir al salón de belleza así poder retirar el gel ya no será un problema. Afortunadamente existen ciertos métodos que te permitirán retirar el esmalte permanente de las uñas sin la necesidad de ir con al salón. A continuación, cómo retirar el esmalte permanente de las uñas sin dañarlas.

Nota

Es importante que después haber finalizado cada uno de los procedimientos hidrates muy bien tus manos para evitar cualquier tipo de resequedad. En el caso de las uñas, aplica algún aceite vegetal para revitalizarlas, ya que el esmalte podría debilitarlas y dañarlas. Te recomendamos aplicar aceite de almendras o de aguacate para que estas recuperen su fuerza. Si empiezas a notar algún tipo de daño relevante, es mejor visitar algún profesional.

Agua oxigenada

El agua oxigenada puede ser de gran ayuda cuando necesites retirar el esmalte de uñas semipermanente.  Para utilizarlo solamente necesitaras un recipiente, agua tibia y agua oxigenada, mezcla estos dos componentes procurando que el agua oxigenada sea el doble que el agua tibia. Una vez que la solución esté lista, sumerge las manos de forma que las uñas queden totalmente cubiertas, para poco a poco y retirando el esmalte. Verás que poco a poco será mucho más sencillo, por lo que

Acetona y papel aluminio

Este es uno de los métodos más utilizados para cumplir con esta tarea, pues de esta forma y el contacto directo de las sustancias con la uña será mucho más sencillo de retirar el esmalte. Para ejecutar este procedimiento debes de colocar sobre la uña unos trozos de algodón empapados de acetona y sujetarlos con papel aluminio, de modo que puedas mover la mano sin que el papel se caiga. Pasados unos 10 minutos, retira los algodones y con ayuda de un palillo o lima retira los excesos de acetona. Repite las veces que sea necesario para mejores resultados. No olvides humectar tus manos después de realizar el procedimiento, pues la acetona resecará los dedos.

Acetona y agua caliente

Otra solución que también involucra la acetona es la siguiente; en un recipiente con acetona y agua caliente (lo suficientemente tibia para no quemarte) tendrás que sumergir los dedos como en el primer truco. Pasados por lo menos 5 minutos retira del agua y con ayuda de un palillo o una lima remueve cuidadosamente hasta retirar por completo. Si quieres acelerar el proceso puedes frotar una rodaja de limón sobre la uña. Es muy importante que al terminar este procedimiento humectes muy bien tus manos, pues de lo contrario las capacidades corrosivas de estas sustancias podrían afectar las uñas naturales.

Limón y vinagre

Por último, una solución un tanto extraña pero eficaz para retirar el esmalte semipermanente de las uñas. Este truco consiste en sumergir las uñas en un recipiente con agua caliente, jugo de limón y vinagre por aproximadamente 5 minutos hasta que retirar todo el producto. Cuando lo hayas hecho humecta y estará listo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.