Cómo hacer huevos fritos sin que se peguen a la sartén: 2 trucos infalibles

Un huevo como desayuno, a parte de proveernos de un buen aporte proteico, nos ayuda a iniciar con gran energía el día, sin embargo, prepararlo puede contar con cierto grado de dificultad para algunas personas, sobre todo cuando se decide hacerlo de forma frita o ‘estrellada’.

Los huevos encabezan la lista de los menús que diferentes restaurantes ofrecen para el desayuno, conteniendo la cantidad de proteína suficiente para empezar el día. La presentación y cocción de este producto animal depende totalmente del comensal; pero no siempre podemos acudir a un restaurante a que nos preparen nuestro platillo favorito.

Cuando se trata de realizar un buen desayuno en casa, la fruta, jugo y un poco de pan, son cosas que creemos indispensables, huyendo al desafío que representa preparar un huevo y no morir en el intento.

Aunque en las películas y videos de cocina lo hacen parecer muy fácil, lograr que la yema no se rompa antes de tiempo, pero sobre todo que el huevo no se pegue a la sartén, parece imposible de lograr.

Es por eso que hoy te dejamos un tip excelente para que sirvas desayunos como un autentico chef y te luzcas con esa persona especial o simplemente te consientas con un emplatado perfecto.

Sigue estos pasos para obtener excelentes resultados:

  1. Lo principal es calentar perfectamente el aceite hasta que alcance una temperatura entre 180 y 185 grados (es muy importante que no humee).
  2. También es importante haber sacado el huevo unos minutos antes de colocarlo a la sartén, con la finalidad de que mantenga una temperatura ambiente.
  3. Para evitar que cuando se coloque el huevo, este salpique, se puede añadir una pizca de harina. Con este sencillo truco, dile adiós a las quemaduras.
  4. Por último, engrasa un poco la espátula con la que te ayudarás a mover el huevo, para evitar que se quede pegado en ella.
  5. Una vez que ya tienes todo listo, solo queda agregar el huevo en la sartén y disminuir la temperatura al mínimo.

Otro tip que ha ganado popularidad es aplicar un poco de sal en el aceite y posterior agregar el huevo, garantizando que no se pegue sin importar si la sartén cuenta con teflón o no.

Además, si eres de las personas que disfruta de comer la yema líquida, es importante que solo dejes a fuego el huevo durante un minuto, así evitaras que la cocción llegue a su termino y puedas disfrutar al máximo tu desayuno.

Pero, si eres de los que les gusta que la yema este más cocida, te recomendamos dejar de 2 a 3 minutos tus huevos.

También hay personas que gustan de este delicioso alimento perfectamente cocido, de ser así, después de haber pasado 2 minutos, con ayuda de tu espátula puedes voltear el huevo, de esta forma se freirá por ambos lados.

Así que ya lo sabes, siguiendo estos trucos puedes preparar huevos perfectos.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.