Cómo limpiar los neumáticos del carro: 2 trucos definitivos para que queden impecables

Limpia tus neumaticos.

Un buen mantenimiento de neumáticos es fundamental para realzar el aspecto de tu coche, desgraciadamente es una zona que comúnmente se olvida limpiar. Por fortuna no es nada complicado, hay una manera de hacerlo fácilmente y sobre todo rápido. A continuación, te digo cómo limpiarlas llantas del carro para que queden como nuevas.

Enjuaga

El primer paso para unas llantas limpias y relucientes es enjuagar. Hazlo distribuyendo el agua por toda la superficie. Si lo haces con manguera intenta colocando en diferentes ángulos para que llegue mejor. Aunque recomendamos hacerla con un baldo, pues la manguera supone un gran desperdicio de agua. Es importante mantener la llanta húmeda y mojada en el proceso de limpieza para evitar rayaduras a falta de lubricación. Si quiere hacer una limpieza más profunda, pues quitar la rueda para mejores resultados, aunque esto solo se recomienda si sabes retirar y colocar bien la llanta.

Lava el neumático

Es hora de lava, comenzando por el neumático. Comenzar a lavar desde la llanta evitará suciedad escurrida. Para limpiar frota la superficie con agua tibia y algún detergente suave, para esto utiliza cepillo que tenga cerdas de tamaño mediano. Deja reposar por algunos minutos para que la suciedad se ablande y se remueva con el agua. Enjuaga con abundante agua para quitar cualquier resto de suciedad. Repite las veces que sean necesarias para limpiar bien.

Lava la rueda

Hecho lo anterior toca lavar la rueda, enjuaga cubriendo todo, después con el mismo cepillo que ya utilizaste talla con jabón diluido con agua tibia. Si se te complica alcanzar algunas zonas, puedes utilizar algún otro tipo de cepillo, enjuaga y lava las veces que sean necesarias. Por último, seca con algún trapo limpio. Para este punto la rueda estará relucientemente limpia.

Aplica cera

Por último, aplica cera para agregar un brillo extra y proteger el acabado, aunque este paso es opcional.  Aplica la cera de tu preferencia, lo que resaltará significativamente el aspecto de tus neumáticos. Procura encerar por lo menos una vez cada tres meces para mejores resultados.

Más mantenimiento

Al igual que los neumáticos, otras partes del coche también son importantes, como lo son los faros. Si quieres aprovechar el día de limpieza de neumáticos para dar mantenimiento a las luces de tu coche, aquí tienes algunas recomendaciones dadas en un artículo anterior de Enséñame de Ciencia.

Vinagre y bicarbonato de sodio: El vinagre junto con el bicarbonato de sodio son un perfecto limpiador, y en este caso también lo serán para dar mantenimiento a los faros de tu coche. Esta opción de bricolaje es mucho mejor cuando se trata de faros muy oxidados o nublados. El procedimiento es el siguiente:

  • Inicia limpiando muy bien con jabón para carros la zona y deja secar correctamente para que los faros estén más limpios y sea más sencillo ejecutar el procedimiento
  • Mezcla dos partes de vinagre y una de bicarbonato en un contenedor limpio. Revuelve muy bien hasta que se forme una mezcla que será el nuevo limpiador para faros
  • Sumerge un paño de limpieza en la mezcla que se acaba de realizar. Aplica en los faros y agrega más mezcla si es necesario
  • Enjuaga el área hasta que no quede residuo y deja secar. Si es necesario poder repetir el procedimiento para mejores resultados. Los faros quedarán relucientes.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.