¿Cómo se llama el olor a lluvia? Esto es lo que dice la RAE

¿Cómo se llama el olor a lluvia?

Quizás estés pensando que esta es una pregunta extraña y que en realidad la lluvia no tiene un olor característico. En sí mismo, es cierto que las gotas no tienen un olor específico, pero cuando estas interactúan con el suelo, microorganismos, plantas…, la gente dice percibir un agradable olor a tierra en el aire cuando llueve. Ahora, la pregunta es ¿cómo deberíamos llamar a ese olor?

¿Cómo se llama el olor a lluvia?

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), «petricor» se documenta como adaptación del inglés petrichor en referencia al olor a lluvia. «Petricor» es una adaptación del inglés «petrichor» (creado en 1964, según el «Oxford English Dictionary»).

Actualmente la palabra «petricor» está en estudio para su incorporación al Diccionario de la lengua española (DLE) y mientras tanto aparece en el Observatorio de palabras.

La RAE atendió a la consulta en Twitter:

Consultas de la semana | ¿Cómo se llama el olor a lluvia?

Aunque en español no había una voz específica con tradición de uso, recientemente se documenta el uso de «petricor», adaptación del inglés «petrichor» (creado en 1964, según el «Oxford English Dictionary»).

¿Puedo usar «petrichor»?

Sí. No tenemos una respuesta específica al respecto, pero sabemos que los extranjerismos pueden usarse en los textos en español con la condición de agregarles un distintivo. Es decir, debemos marcar que es una palabra extranjera, lo recomendable es usar cursiva o colocarlo entre comillas.

El diccionario panhispánico de dudas dice que todos los idiomas se han enriquecido a lo largo de su historia con aportaciones léxicas procedentes de lenguas diversas. Indica que es importante que su incorporación responda en lo posible a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada y unitaria, acomodándolos al máximo a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español.

De acuerdo con las normas de la Ortografía de la lengua española, los extranjerismos y latinismos crudos o no adaptados (aquellos que se utilizan con su grafía y pronunciación originarias y presentan rasgos gráfico-fonológicos ajenos a la ortografía del español) deben escribirse en los textos españoles con algún tipo de marca gráfica que indique su carácter foráneo. Las locuciones o dichos en otras lenguas que se utilicen en textos españoles deben escribirse preferentemente en cursiva o, en su defecto, entre comillas. Vea los siguientes ejemplos:

  • La historia tuvo un happy end de película.
  • Su bien ganada fama de femme fatale le abría todas las puertas.
  • La tensión fue in crescendo hasta que, finalmente, estalló el conflicto.
¿Qué es el Observatorio de palabras de la RAE?

Tal y como lo indica en su sitio web, el «Observatorio de palabras» ofrece información sobre palabras (o acepciones de palabras) y expresiones que no aparecen en el diccionario, pero que han generado dudas: neologismos recientes, extranjerismos, tecnicismos, regionalismos, etc. «Esta información es provisional, pues no está contemplada en las obras académicas, por lo que puede verse modificada en el futuro. La presencia de un término en este observatorio no implica que la RAE acepte su uso».

¡No te quedes con la duda! Si deseas conocer más dudas ortográficas frecuentes visita nuestra sección de ortografía. Del mismo modo, la RAE también atiende a consultas a través de Twitter, para ingresarla solo debes usar la etiqueta #dudaRAE y mencionar a la institución. Para conocer más palabras del «Observatorio de palabras» de la RAE dale clic aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.