Júpiter está en su mayor acercamiento a la Tierra en 59 años, y es la mejor oportunidad para verlo

Esta impactante vista de Júpiter fue captada por la nave espacial Juno de la NASA el 12 de febrero de 2019, mientras la nave realizaba su 17º paso científico a Júpiter. (Créditos: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS).

Hace unos días informamos que Marte está acercándose para ofrecer su mejor vista hasta el 2031, pero no es el única: Júpiter hará su máximo acercamiento en 59 años y es una oportunidad genial para ver.

Los amantes del cielo nocturno pueden esperar excelentes vistas de Júpiter durante todo este mes y el próximo a medida que alcanza su oposición. La mejor oportunidad para ver al gigante gaseoso surge la noche del lunes 26 de septiembre, cuando el planeta alcance la oposición.

Durante la oposición de Júpiter, este y el Sol están situados en lados directamente opuestos de la Tierra. Dicho de otra forma, desde el punto de vista de la superficie de la Tierra, la oposición se produce cuando un objeto astronómico sale por el este mientras el Sol se pone por el oeste. Este es el mejor momento para observar un objeto celeste.

Júpiter tarda 12 años terrestres en completar una vuelta alrededor de nuestra estrella, mientras que la Tierra lo hace en un año. Por esta razón, la oposición de Júpiter se produce cada 13 meses. Cuando se encuentra en este punto, Júpiter se verá más grande y brillante que en cualquier otro momento del año, y bueno, esta vez también con una mejor vista que en los últimos 59 años.

De acuerdo con la NASA, Júpiter hará su mayor aproximación a la Tierra en los últimos 59 años. Esto ocurre porque tanto la Tierra como Júpiter orbitan el Sol en una trayectoria que no es un círculo perfecto, es un ligeramente elíptica. Gracias a este detalle y porque no orbitan al mismo ritmo, los planetas pasarán el uno al otro a diferentes distancias a lo largo del año. Este es un momento emocionante ya que el mayor acercamiento de Júpiter a la Tierra rara vez coincide con la oposición, por lo que las vistas de este año serán extraordinarias.

Realmente es una ocasión mucho más especial de lo que se puede esperar ya que en su máxima aproximación, Júpiter estará a solo 590 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, más o menos la misma distancia que tenía en 1963. Eso es muy cerca si consideramos que en su punto más lejano de la Tierra está a aproximadamente 960 millones de kilómetros.

«Con unos buenos prismáticos, el anillado (al menos la banda central) y tres o cuatro de los satélites (lunas) galileanos deberían ser visibles», dijo en un comunicado Adam Kobelski, astrofísico investigador del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama. «Es importante recordar que Galileo observó estas lunas con una óptica del siglo XVII. Una de las necesidades clave será una montura estable para cualquier sistema que utilices».

Si bien, la oposición será el 26 de diciembre, esto marca el punto marca la mitad de la mejor época para ver un planeta exterior, por lo que las vistas deberían ser magníficas durante unos días antes y después. Además, Marte también se encuentra bastante cerca, siendo estos dos de los objetos más brillantes en el cielo nocturno. ¡Aprovecha y disfruta de esta tan preciada vista!

Comparte ciencia, comparte conocimiento.