Cómo saber si tus joyas son de plata: 4 trucos caseros para descubrir si son auténticas

Los metales preciosos han acompañado al ser humano durante un largo tiempo en la historia, ganando un valor adquisitivo que ha aumentado con el paso del tiempo.

Dentro de ellos se encuentra el oro y la plata, siendo esta última, la más común. Se pueden elaborar todo tipo de objetos de decoración con ellos y en su mayoría, joyas.

Plumas, vasijas, cubiertos, platos, relojes, anillos y todo tipo de objetos, junto a piedras preciosas son trabajadas por orfebres, creando verdaderas obras de arte.

Otro de los usos que se le da a la plata es en la industria de electrónica y en contactos eléctricos, en su mayoría, por su resistencia y maleabilidad.

Este elemento químico, es extraído de las minas con diferentes usos, es el conductor de energía por excelencia, superando al oro y brillante color le ha generado ser objeto de deseo para ser portado por miles de personas.

Muchos de estos objetos tienen un valor familiar importante, también pueden influir en un estatus social y simplemente ser del gusto de los portadores, lo cierto es que la plata es más fácil de adquirir, monetariamente hablando, pero, aun así, representa un gasto considerable para los usuarios.

Normalmente uno descubre que se trata de una estafa después de haber adquirido el producto, que al poco tiempo de uso suele ir perdiendo su brillo y color, mancha la piel y ni hablar si entra en contacto con el agua.

Por eso sabemos la importancia que representa en los bolsillos de las personas que deseen adquirir un objeto de plata o bien, que ya cuenten con uno, saber si realmente está compuesto por este material, al igual que no caer en engaños.

El material que suelen utilizar para remplazar el uso de plata es acero inoxidable, así que aquí te diremos cómo darte cuenta si tus joyas son de plata con unos sencillos y eficaces truco casero.

  1. Lo primero que se tiene que identificar en los supuestos objetos de plata es, que cuenten con un número o seriación que dice .925, así que verifica muy bien que se encuentre esta marca, de ello depende que adquieras un producto de dicho metal, la calidad, resistencia y durabilidad de la joya.

Este número también sirve para saber la cantidad de plata que contiene el objeto, esto quiere decir que tu pieza cuenta con un 92.5 de porcentaje de plata y el 7.5 restante de cobre.

Sin embargo, no es la única nomenclatura que existe para saber el porcentaje de plata en tus alhajas, te dejamos los grados de pureza a continuación:

  • 999: Forma más pura disponible, muy utilizada en la fabricación de monedas y joyería
  • 958: Plata Britania: utilizado para la fabricación de piezas de vajilla en el siglo XVII
  • 950: Plata de Ley muy común en piezas antiguas de plata procedentes de Francia
  • 925: Plata de Ley, la más común en joyería y orfebrería
  • 835: Se trata de una aleación de plata común, muy frecuente en Europa
  1. Para el siguiente método necesitaras una cucharada sopera de sal de mesa (NaCl) disuelta en un vaso con agua. Una vez que tengas incorporada la mezcla, procede a depositar las joyas en el recipiente y deja actuar un par de minutos. Si en algún punto empieza a modificarse el color de los objetos sumergidos, no es plata.
  2. La plata es muy poco magnética, así que, un truco infalible para salir de una vez por todas de las dudas es pasar un imán por el objeto, si no se pega, podrás estar en paz, por qué se trata de plata.
  3. De acuerdo con Roman Joyero, también se puede utilizar hielo y lo único que tienes que hacer es ponerlo sobre el metal directo y si se deshace se trata de plata. Esto pasa por qué la plata al ser excelente conductor, transfiere rápidamente el frío o calor.

Así que ya lo sabes, estos métodos te ayudarán a descubrir cualquier engaño respecto a este metal, recuerda alargar la vida de tus alhajas limpiando de una manera adecuada.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.