Ajo: 4 sorprendentes usos que le puedes dar fuera de la cocina

Usos del ajo fuera de la cocina (Imagen: nafterphoto/Shutterstock).

Sabemos perfectamente que el ajo es muy conocido por ser un ingrediente esencial en la cocina. Estamos de acuerdo en que puede ser un perfecto sazonador y generador de fuertes olores, pero este no es el único uso que se le puede dar al ajo. Contrario a lo que se suele pensar, el ajo tiene muchas más utilidades fuera de la cocina, ¿conoces algunos? Puede que todo este tiempo hayas tenido un poderoso ingrediente en tu casa y llegó el momento de aprovecharlo; a continuación, cuatro usos del ajo fuera de la cocina.

Remedio para el resfriado común

Utilizar el ajo como remedio para calmar el resfriado común es uno de los mejores usos que se le puede dar. Si bien nunca va a sustituir el uso de medicamentos o la consulta de algún especialista, sí servirá para calmar la irritación y los síntomas de un resfriado gracias a sus propiedades antivirales. En un estudio en la que participaron 146 personas, la mitad tomó capsulas de ajo y la otra mitad un placebo; los resultados muestran que los que ingirieron ajo durante 3 meses, tuvieron menos resfriados en comparación con los que no lo hicieron.

Tendrás que hervir algunos dientes de ajo picados y tomar la infusión como si fuera un té, procura que la temperatura no esté muy elevada para evitar quemarte. Verá como después de tomar esta bebida caliente los síntomas de la tos mejorarán y la irritación no será tan severa.

Repeler insectos

El uso del ajo es una manera natural de ahuyentar y repeler a los insectos. Solamente necesitas una cabeza de ajo, clavos de olor y dos vasos de agua. Mezcla muy bien los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y déjala reposar por tres días; una vez pasado este lapso agrega 3 litros más de agua y estará listo para ser utilizado. Puedes aplicarlo vaporizando directamente a las plantas. Happy Sprout menciona que el ajo contiene azufres irritantes y desorientadores, volviéndolo eficaz para alejar a una gran cantidad de plagas grandes y pequeñas como lo son: pulgones, escarabajos, gusanos soldados, ácaros, mosquitos y moscas, topos, conejos de jardín o ratones. El ajo puede ser un excelente ingrediente de cocina que degusta el paladar de muchas personas, pero a los insectos y plagas comunes no parece interesarles.

Combatir el pie de atleta

El ajo es tiene una gran capacidad contra las bacterias y los hongos. Un estudio indica que el extracto de ajo tiene la capacidad de matar el crecimiento de la cándida y tiene propiedades antifúngicas efectivas. Para utilizarlo contra el pie de atleta deberás triturar 4 dientes ajo y revolverlos en un recipiente de agua tibio. Después remoja tus pies en la solución durante 30 minutos. Realiza este procedimiento dos veces al día por una semana (toma en cuenta que este remedio puede dejar un olor a ajo en tus pies, así que enjuaga muy bien después de realizarlo).

Retirar las astillas

Una utilidad extra del ajo fuera de la cocina es su eficacia para retirar astillas de la piel u otras superficies difíciles. Para hacerlo se parte un diente de ajo a la mitad y se pega junto con una venda en la zona en que encuentra la astilla. De esta manera y por la consistencia del diente de ajo la astilla será fácil de retirar.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.