¡Halo solar en Marte! La NASA capturó una vista que se creía imposible en el cielo marciano

Un halo alrededor del Sol observado el 15 de diciembre de 2021 en Marte, captado por el rover Perseverance. (Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/Mark Lemmon).

A veces no hay cosas imposibles, solo es cuestión de buscarlas.

Marte es el planeta más explorado además del nuestro. Durante décadas los científicos han enviado satélites y robots para su exploración en la anhelada búsqueda de signos de vida y estudiar los procesos geológicos. Sin embargo, todos estos años de exploración con miles de fotografías del cielo marciano no fueron suficientes para captar un halo solar, por esta razón, muchos ya habían perdido la esperanza y lo consideraban -tal vez- imposible.

En la Tierra no es del todo raro ver un halo alrededor del sol, que se da cuando las condiciones son las adecuadas, los cristales de hielo de la atmósfera pueden deformar la luz solar para crear la apariencia de un punto brillante a cada lado del Sol. Bajo esta misma idea, se ha llegado a pensar que otros planetas podrían proporcionar las condiciones para que suceda. Pero en Marte las condiciones atmosféricas son muy distintas, y dado que tampoco se había captado ninguno durante las misiones marcianas, parecía indicar que en este mundo es la excepción.

La situación cambia repentinamente cuando los investigadores anunciaron que el explorador Perseverance de la NASA, el cual lleva estudiando Marte desde febrero del 2021, captó un halo de dispersión, o anillo brillante alrededor del Sol. Fue visto en imágenes tomadas por las cámaras del rover.

Este tipo de halos se ven habitualmente en las nubes de hielo en la Tierra, pero nunca se habían visto en Marte. «Cuando se vio el halo, el 15 de diciembre de 2021, el rover se encontraba dentro de un período de tiempo inusualmente nublado, cerca del final de una estación conocida por las nubes de hielo de agua en las zonas tropicales del norte, como el sitio del rover en el cráter Jezero», escriben los investigadores en su artículo.

El aspecto y el tamaño del halo mostraron que las nubes estaban formadas por cristales de hielo de agua con forma de columnas hexagonales. Los cristales eran probablemente más grandes que los de la mayoría de las nubes de hielo de agua de Marte, lo que permitió la formación del halo. Dicho de otra forma, el halo implica que la alta sobresaturación de agua puede ser más común a finales del verano en los subtrópicos del norte que en otros lugares.

«Perseverance nos sorprendió realmente con algunas de las imágenes que obtuvimos en diciembre», dijo a Space.com Mark Lemmon, científico planetario del Space Science Institute, un instituto de investigación sin ánimo de lucro de Boulder.

«He estado involucrado en esto durante mucho tiempo, y hemos buscado halos en todas partes y en muchas imágenes», añadió. «Miré eso y pensé: ‘Me va a costar mucho encontrar una explicación para esto’. Porque todo ha sido una falsa alarma, y eso se parece tanto a un halo que pensé que iba a ser mucho trabajo averiguar qué estaba pasando realmente».

Durante mucho tiempo los científicos han estudiado las atmósferas de otros mundos, ya que saber las características de esto responde a muchas cuestiones como el clima y condiciones internas del planeta. En este caso en particular, la presencia del halo en Marte enseña a los investigadores sobre la atmósfera, aunque todavía falta más estudio para sacar respuestas concluyentes.

«Todo lo que podemos aprender sobre la atmósfera en cualquier lugar de Marte (observar las nubes, observar las tormentas de polvo, observar los remolinos de polvo) tenemos que validar cómo se desarrolla en la superficie, donde el clima es importante», dijo Lemmon. 

La investigación se ha publicado en Geophysical Research Letters.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.