Hallan el fósil de un animal desconocido que vivió 50 millones de años antes que los dinosaurios

Hallan los fósiles de un animal desconocido que habría vivido antes de los dinosaurios. (Presentado por Laura MacNeill)

Varios de los grandes hallazgos e hitos científicos se han descubierto de forma azarosa, es decir, por casualidad. El encuentro de estos peculiares fósiles es el ejemplo perfecto de un caso fortuito que termina siendo un suceso muy relevante para la ciencia, en este caso, para la paleontología.

El hallazgo tuvo lugar en la costa de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá), mientras que la profesora de secundaria Lisa St. Coeur Cormier se encontraba paseando con su perro por el cabo Egmont, cuando observó que algo de color rojizo sobresalía en la orilla, al acercarse para determinar de qué se trataba se sorprendió al darse cuenta que en realidad era un curioso fósil.

«Vi algo que pensé que era una raíz, y cuando lo miré más de cerca, me di cuenta de que había costillas. Y luego vi la columna vertebral y el cráneo», mencionó Lisa Cormier para CBC. Tras algunas fotografías compartidas por la propia profesora, los paleontólogos se hicieron presentes para comprobar el hallazgo.

Lisa St. Coeur Cormier con el fósil recién hallado. 

El fósil encontrado es pequeño, pero muy bien conservado, según se describe en los informes, a penas alcanza los 60 centímetros de largo. Aunque el tamaño podría parecer nada impresionante, la realidad es que lo más asombroso de esto es que los paleontólogos estimaron que podría tratarse de un fósil del final del período Carbonífero y del período Pérmico, con una antigüedad de 300 millones de años.

Esto quiere decir que esta especie existió al menos unos 50 millones de años antes del periodo en el cual aparecieron los primeros dinosaurios. El descubrimiento de un fósil que data de esta época es toda una rareza.

«Un fósil como este aparece cada 50 o 100 años», indica el paleontólogo John Calder, «quiero decir que no hay una frecuencia real, pero es extremadamente raro. Y este podría ser un fósil único en el árbol de la vida… de la evolución de los anfibios, reptiles, mamíferos y de nosotros».

Hasta ahora el fósil no ha sido identificado, pero se destaca que existen muy pocos ejemplares reconocidos de este periodo, por lo cual, es posible que se trate de una especie previamente desconocida.

Jonh Calder indica que, según lo identificado hasta ahora, se cree que el fósil pertenece a un reptil antiguo o algún pariente cercano. «Esto es temprano en la evolución de los reptiles a partir de los anfibios», dijo. «Entonces será un verdadero rompecabezas. Probablemente tomará un buen año descubrir su identidad».

Por ahora toca emprender investigación. Según se informa, el fósil fue extraído cuidadosamente con un equipo de excavación para trasladarlo a una especie de depósito paleontológico en una instalación de Greenwich. Se espera que pronto se lleve a un laboratorio de paleontología para que a través de tomografía computarizada se revelen los secretos de este fósil no identificado encontrado por azar.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.