Cómo eliminar la humedad y los malos olores de tu armario o ropero: 5 trucos infalibles

La humedad es un problema importante en cualquier sitio de nuestro hogar, además de generar ese desagradable olor que tiende a impregnarse fácilmente en la ropa, su presencia puede propiciar la aparición de manchas negras o verdes sobre las superficies, especialmente aquellas de madera, lo cual nos indica que el moho ha encontrado las condiciones perfectas para invadir y crecer.

¿Qué es el moho?

El moho es un tipo de hongo microscópico que se encuentra en el aire libre en forma de unas estructuras llamadas “esporas”, estas crecen y forman tales manchas de color negruzco a verde cuando se depositan en superficies donde hay humedad excesiva, que es una condición que requiere para su crecimiento.

¿Qué efectos negativos tiene la humedad y el moho?

El moho es capaz de inducir un daño importante sobre las superficies en las cuales se aloja así que, además de observarse antiestéticas, puede disminuir el tiempo de vida útil de tus muebles.

Además de esto, puede tener algunos efectos perjudiciales en la salud de ciertas personas. Según describen los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en algunas personas que son sensibles al moho la exposición puede provocarles síntomas como congestión nasal, sibilancias (sonido “chillón” durante la respiración), enrojecimiento o picazón en los ojos o la piel, afecciones en el aparato respiratorio superior y tos.

Asimismo, aquellos individuos que tienen asma o alergias al moho podrían presentar reacciones más intensas.

¿Qué puedo hacer para eliminar la humedad de mis muebles que alojan ropa?

Para evitar ese desagradable olor a humedad en tu armario o ropero, así como la posibilidad de que se genere moho en las superficies, puedes seguir los siguientes consejos que te podrán ayudar a prevenir y eliminar la humedad.

No guardar prendas que aún estén mojadas

Una de las principales cuestiones que propicia la humedad en el interior de este tipo de muebles es el guardar la ropa, cobijas, sabanas, toallas, etc., que no están secas del todo. De esta manera, se aconseja verificar que las prendas que se vayan a guardar dentro de los armarios o roperos estén perfectamente secas.

Utilizar las bolsitas de sílica gel

Las bolsitas de sílica gel que vienen en diversos productos de nueva adquisición están fabricados para actuar como desecante y reducir los niveles de humedad relativa del ambiente durante el almacenamiento y transporte de dichos artículos, y así evitar que estos se deterioren por procesos como la oxidación o el desarrollo de moho.

De esta manera, podemos reutilizar estas bolsitas de sílica gel para absorber la humedad de los cajones de nuestro armario o ropero. Lo único que debes hacer es colocar un par de bolsitas de sílica gel en dichos sitios y cambiarlos de vez en cuando, ya que al saturarse pierden la capacidad de adsorber humedad.

Inclusive puedes adquirir estos paquetes de sílica gel en el mercado para su uso.

Ventila tu armario o ropero

Si has notado que la humedad comienza a ser un problema en estos muebles, comienza por sacar tu ropa y ventilar cada espacio de ellos, abriendo a su vez las ventanas o puertas que se encuentren cerca. Esto permitirá que el aire circule y que la humedad no se aloje en estos sitios.

Recipientes con bicarbonato

Si la humedad ya se volvió un problema en estos muebles, lo mejor es eliminarla de inmediato, para ello puedes sacar la ropa de estos sitios y colocar recipientes con bicarbonato por lo menos durante una noche. Al igual que sucede en el refrigerador, este absorberá la humedad y los malos olores de manera efectiva, a la mañana siguiente podrás notar el efecto.

Limpia con vinagre  

Después de eliminar la humedad con el bicarbonato o las bolsas de sílice gel y la ventilación, puede limpiar el interior de sus muebles con vinagre. Es muy importante que apliques este truco después de eliminar la humedad, ya que este ingrediente no es capaz de hacerlo, y solo lo puedes utilizar para eliminar el mal olor.

Además, se ha comprobado que el vinagre tiene un gran potencial para utilizarse como agente antifúngico para el tratamiento de contaminación con hongos, como los que causan el moho. Para aplicarlo usted debe:

  • Poner vinagre en una botella con la cual puedas rociar y esparcir un poco de líquido.
  • Deja actuar por 10 minutos.
  • Limpia con una trapo o paño seco y ventilar las superficies perfectamente.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.