Los 5 mejores remedios naturales para dormir mejor, según la ciencia

Combate el insomnio con estos remedios naturales.

Dormir es una necesidad humana y es común tener problemas para conciliar un buen sueño. Sufrir insomnio nos vuelve menos productivos y muchas veces perjudica nuestra rutina diaria. Aquí te muestro 5 maneras para lograr dormir mejor.

1. Ejercicio

Practicar algún tipo de actividad física mejora nuestra salud, pero también es uno de los mejores trucos para evitar conciliar y mejorar la calidad del sueño. El ejercicio libera endorfinas haciéndote sentir más despierto que nunca, aun así, hay una manera de utilizar el ejercicio a nuestro favor a la hora de dormir. Un estudio de National Library Of Medicine explica que debes realizar ejercicio moderado por lo menos 20 min diariamente para experimentar una disminución significativa de insomnio.

2. Relajación profunda

Es bien sabido que una buena siesta va de la mano con una buena relajación. Un estudio publicado en 2006 relaciona la relajación con un buen estado de sueño. Intenta despejar tu mente antes de dormir, termina tus tareas y compromisos y crea un ambiente relajante. Prueba llegar a la máxima relajación, ya sea con música que estimule la relajación, algún aroma que te agrade o cualquier otro estimulante del sueño, Olvida tus preocupaciones por ese momento y simplemente deja tu mente el blanco, verás como concilias el sueño en pocos minutos. Trata de volverlo un hábito para regular el horario de sueño. 

3. Mantente a oscuras

Las investigaciones respaldan la idea de que la oscuridad también es un factor importante para lograr conseguir una siesta plena. Regula la luz del lugar donde te encuentres, trata de no dejar ni un foco prendido, prueba usar cortinas más gruesas y tapa todo tipo de fuente de luz. También evita la luz artificial, eso implica que reduzcas el uso del celular y deja de utilizarlo por lo menos 20 min antes de intentar dormir.

Si quieres entretenerte en el lapso en que te duermes, puedes optar por probar leyendo un libro o escuchando música relajante. Verás como la ausencia de luz permitirá que duermas mucho más rápido.

4. Desarrolla una rutina

Desarrollar una rutina es vital para regular tus horas de sueño. Establece horarios para dormir, duerme las horas suficientes para tu cuerpo, no te desveles. Trata de cumplir siempre con este horario, naturalmente tu cuerpo se irá adaptando y será más fácil para próximas ocasiones. Aunque el insomnio muchas veces impide cumplir con este horario, puedes probar acostarte a la hora que tienes establecida, entrar en estado de relajación y simplemente apagar tu mente para que tu cerebro adquiera este hábito.

5. Meditar y practicar la atención plena

La meditación puede conducir a un estilo de vida saludable lo que promueve un sueño de calidad. Un estudio de 2011 encontró que la meditación mejora significativamente el insomnio y los patrones generales de sueño.

En un artículo anterior mencionamos que esta práctica también puede ayudar a combatir el estrés y la ansiedad. Uno de los principales objetivos de la meditación es la plena conciencia del momento presente, lo que incluye notar todos los pensamientos sin juzgarlos. Esto puede conducir a una sensación de calma y satisfacción al aumentar la capacidad de tolerar con atención todos los pensamientos y sentimientos. Las investigaciones sugieren que 30 minutos de meditación diaria pueden aliviar algunos síntomas de ansiedad y actuar como antidepresivo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.