4 simples consejos para acabar con el mal aliento

Consejos para acabar y prevenir el mal aliento.

Es muy probable que hayas sufrido de mal aliento alguna vez en tu vida, ya sea por las mañanas, haber comido algo oloroso, algún problema dental o inclusive algún malestar metabólico.

La asociación Dental Americana indica que al menos el 50% de los adultos alguna vez sufrieron de halitosis (mal aliento). Cualquiera que sea la causa de tu mal aliento, hay recomendaciones que se ponen en práctica, no solo para eliminar los malos olores, sino también para conservar una buena higiene bucal. A continuación, te muestro 4 consejos para quitar y prevenir el mal aliento.

1. Cepilla tus dientes correctamente

Desde que somos niños hemos escuchado a nuestros padres decirnos tras cada comida que debemos cepillarnos los dientes. Cepillarse correctamente es indispensable para eliminar bacterias y malos olores, se recomienda el uso de enjuague e hilo dental para una limpieza más profunda. No solo porque protege nuestros dientes, sino porqué elimina las partículas de comida que quedan almacenadas después de consumir los alimentos. Nos protege de enfermedades y desmancha nuestra dentadura. Estas son algunas recomendaciones para cepillar correctamente nuestros dientes según Healthline:

  • Lubrique su cepillo con una pequeña cantidad de agua. Ponga una pequeña cantidad de pasta de dientes.
  • Inserte el cepillo de dientes en su boca en un ángulo de aproximadamente 45 grados con respecto a sus encías y use movimientos suaves y cortos para cepillarse los dientes frontales.
  • Cepille las superficies exteriores de sus dientes, asegurándose de limpiar los molares posteriores y las áreas superiores de las superficies de masticación.
  • Da la vuelta al cepillo de dientes para obtener la superficie interior de los dientes frontales superiores. Voltéelo para obtener la superficie interior de los dientes frontales inferiores.
  • Cepíllate la lengua para deshacerte de cualquier acumulación de bacterias o placa que se haya atascado allí durante el proceso de cepillado.
  • Escupa los restos de pasta de dientes, saliva y agua en un fregadero limpio. Finaliza enjuagándote la boca con agua fría.
2. Hidrátate

Además de un buen cepillado de dientes la hidratación es muy importante para nuestra salud y tener una boca sana. Mientras más seca esté nuestra boca, habrá más bacterias y aumentará el riesgo de alguna afección de las glándulas salivales. Por tal razón, no debes olvidar hidratarte después de despertar y antes de dormir, esto permitirá eliminar las toxinas de tu boca y una hidratación continua, además de prevenir otro tipo de problemas como una infección urinaria o presión arterial alta. Procura tomar suficiente agua y verás como el mal aliento dejará de ser un problema.

3. Cambia tu cepillo

La parte importante de cepillar los dientes es limpiarlos, pero eso no será posible si tu cepillo está repleto de bacterias y restos de comida que se han acumulado con el pasar de los días o incluso meses. Muchas personas ignoran el hecho de cambiar su cepillo de dientes con regularidad. De no hacer esto, podría aumentar el riesgo de alguna infección bucal y nunca eliminar tu mal aliento. Procura cambiar tu cepillo por lo menos una vez cada 3 meses, así mismo, también será la hora de cambiar tu cepillo cuando las cerdas se noten desgastadas o cuando hayas compartido tu cepillo con otra persona. Si quieres extender el tiempo de vida de tu cepillo, Insider brinda las siguientes recomendaciones:

  • Enjuaga bien tu cepillo antes de utilizarlo
  • Puedes desinfectarlo con enjuague bucal antiséptico o peróxido de hidrogeno
  • Almacena tu cepillo correctamente y mándenlo lejos del inodoro.
4.  Aliméntate adecuadamente

Además de una buena hidratación, nuestro cuerpo necesita de una buena alimentación para mantenerse saludable y con ello también una buena higiene dental. La ingesta de ciertos alimentos provoca manchas o malos olores. Es bien sabido que la cebolla y el ajo son 2 de estos alimentos, esto se debe a que los compuestos de azufre del ajo y la cebolla permanecen en tu boca y absorben el torrente sanguíneo, lo que hace que expulses un mal olor. Hay algunos alimentos que disminuirán el mal aliento, aquí te dejo una lista según las recomendaciones de SmileDirectClub:

  • Frutas y verduras crudas
  • Yogurt probiótico
  • Perejil y albahaca
  • Cerezas
  • Té verde
  • Chicle sin azúcar
  • Clorofila

Estos consejos pueden ser de mucha utilidad, pero no sustituyen la ayuda de un especialista, así que recuerda visitar a tu dentista al menos 2 veces al año para que evalúe tu salud dental.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.