Diez palabras que casi todo el mundo escribe mal sin apenas darse cuenta

Incluso para las personas cuya lengua materna es el español resulta habitual (al menos hasta cierto grado) que comentan «barbarismos», estos se definen como un vicio del lenguaje que consiste en pronunciar o escribir mal las palabras o emplear vocablos impropios.

Algunos de estos son tan comunes que muchas personas suelen normalizarlos a tal grado en su habla o escritura que realmente creen que son correctos. Aunque en ciertas situaciones puede resultar bastante vergonzoso, sobre todo si alguien más expone tu error, afortunadamente hay solución, ya que basta con hacer una consulta para reconocer cuál es el término correcto e incorporarlo.

De esta manera, aquí haremos el repaso de 10 barbarismos que más utilizamos sin darnos cuenta.

¿Preveer o Prever?

La palabra correcta es «prever» que se define según la Real Academia Española (RAE) como:

  • Ver [algo] con anticipación, conjeturar [algo futuro] y disponer [lo necesario] para futuras contingencias.
  • Conocer, conjeturar por algunas señales o indicios lo que ha de suceder.

Es probable que por la propia pronunciación que muchas personas le dan a la palabra se piense que lo correcto en añadir un “e” extra, pero es incorrecta la grafía «preveer».

 

¿Beneficiencia o Beneficencia?

Es probable que lo quiera leer dos veces. El vocablo correcto es «beneficencia» y se define como la acción o efecto de hacer el bien a los demás, así como al conjunto de instituciones y servicios de ayuda a los necesitados. Es errónea la forma «beneficiencia».

 

¿Convalecencia o convalescencia?

La forma correcta es «convalecencia», que se describe como el estado de una persona que recobra las fuerzas perdidas por una enfermedad.

De esta manera, indica la RAE que aunque procede del latín convalescere, en el español actual debe evitarse el uso de grafías con el grupo -sc- etimológico, tanto en el verbo como en sus derivados.

 

¿Escéptico o Excéptico?

La palabra correcta es «escéptico» que hace referencia a aquel que profesa el escepticismo o persona que no cree o finge no creer. Es incorrecta la grafía «excéptico» y la correspondiente pronunciación.

 

¿Subrealista o Surrealista?

Lo correcto es la palabra «surrealista» que como adjetivo describe lo perteneciente o relativo al surrealismo; seguidor del surrealismo; irracional o absurdo. La grafía subrealista está incorrectamente escrita al igual que su pronunciación.

 

¿Idiosincracia, idiosincrasia o ideosincrasia?

Lo correcto es «idiosincrasia» y se refiere al conjunto de los rasgos y el carácter distintivos de un individuo o comunidad. Siendo erróneas las formas ideosincrasia, ideosincracia, idiosincracia, indiosincrasia e indiosincracia.

 

¿Trastornado o transtornado?

Proveniente de «trastornar» lo correcto es el vocablo «trastornado» referente a invertir el orden regular de algo; alterar la normalidad del funcionamiento de algo o de la actividad de alguien; o perturbar o alterar el funcionamiento normal de la mente o la conducta de alguien.

El término transtornado y sus derivados no existe.

 

¿Misógeno o Misógino?

El adjetivo correspondiente a «misoginia» es misógino, la palabra «misógeno» es incorrecta. Y según la RAE lo define como «aversión a las mujeres».

 

¿Raciocinio o Razocinio?

El término proviene del verbo «raciocinar» y lo correcto es escribirlo y pronunciarlo como «raciocinio», que se refiere a la facultad de raciocinar, es decir, usar la razón para conocer y juzgar.

 

¿Consanguinidad o Consanguineidad?

El vocablo más adecuado es «consanguinidad», que se refiere a el parentesco de dos o más individuos que tienen un antepasado común próximo.

Según describe la RAE es preferible esta voz, de larga tradición y mayoritaria en el uso, al sustantivo «consanguineidad», creación reciente y ahora aceptado.

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.