Exploradores descubren la cueva más profunda jamás conocida en Australia

El equipo celebró el logro en las profundidades de la tierra. (Imagen: Stephen Fordyce).

Tras más de seis meses de planeación y ardua preparación, un grupo de exploradores han descubierto la cueva más profunda conocida en Australia. Tiene una profundidad de 401 metros, apenas 4 metros más que el anterior récord.

Esta cueva recién descubierta, denominada oficialmente como Delta Variant, conecta el sistema de cueva Niggly/Growling Swallet, al noroeste de Horbat. La Cuebla Niggly tiene 397 metrols de profundidad, la que antes se ostentaba con el récord Guinness de la cueva más profunda conocida en Australia, según informes.

El pasado sábado 30 de Julio el grupo Southern Tasmanian Caverneers -organización Espeleológica-, comenzó su búsqueda alrededor de las 11 de la mañana, después de 14 horas bajo tierra este grupo salió victorioso poco después de la 1 de la mañana del domingo.

«Ha costado mucho trabajo llegar al punto en el que estamos ahora. Ayer logramos el avance, y siempre existió la posibilidad de que no lográramos la conexión, pero lo hicimos. Y, lo que es más emocionante, hemos contribuido a la historia de la espeleología en Australia». Dijo Ciara Smart, miembro del equipo que hizo el descubrimiento.También mencionó que las intenciones de explorar y cartografiar más zonas del sistema de cuevas que no hayan sido exploradas anteriormente.

Explorar una cueva no es nada fácil, teniendo en cuenta que es desconocida es aún peor, especialmente el descenso a las profundidades de un sistema. Está demasiado oscuro y normalmente se depende de una línea guía para encontrar el camino de vuelta. Pudiendo haber muchos callejones sin salida para los exploradores, por lo que cartografiar eficazmente el espacio requiere tiempo y grandes habilidades de exploración. Además, de que a medida que se desciende, gases como el metano, el amoníaco y el sulfuro de hidrógeno pueden a veces acumularse y provocar riesgo de asfixia.

El experimentado grupo de Southern Tasmanian Caverneers manifestó que tuvo que enfrentarse a condiciones poco cómodas durante las 7 horas de este descenso, todo esto debido a los altos niveles de agua provocadas por pasadas nevadas de la zona.

Según la información que ofrece el equipo, siempre se había tenido una hipótesis de la existencia de esta cueva porque Niggly es un inmenso sistema de cuevas que tiene una cascada que hace cuestionarse a qué se debe la aparición de tanta agua. Se estima que la logística real para preparar tal conexión ha sido intensa, necesitándose una enorme cantidad de planificación para tener las personas y el equipo adecuados en el lugar correcto. Siendo como escalar una montaña al revés.

«En cada viaje hemos cogido toda la cuerda que podíamos llevar, luego hemos descendido explorando los pasos laterales, y después volvemos a subir. En el siguiente viaje llevamos más cuerda y vamos un poco más lejos».

Esta cueva fue llamada así referenciando al Covid-19 y la época a la que se descubrió, por eso su denominación oficial de «Delta Variant». La primera sección de esta cueva es llamada «Cola de la Estación de Pruebas», con una profundidad calculada de 300 metros.

Según el equipo, este descubrimiento es solo el comienzo para descubrir más conexiones de cuevas en el territorio australiano.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.