Ahuyenta a los insectos y plagas de tu jardín con este eficaz y sencillo ingrediente de cocina

Los amantes de las plantas reconocerán que diversos insectos y plagas invaden su jardín constantemente, algunos de las cuales pueden dañar sus plantas o simplemente ser molestos. Ante estas situaciones, utilizar remedios caseros es la mejor opción, ya que estos son eficaces y seguros al no representar toxicidad alguna para los humanos o mascotas.

Aquí te presentamos un remedio casero basado en una especia de cocina utilizada ampliamente, el clavo de olor. Este en realidad corresponde a los botones secos, parte de la planta que se convertirá posteriormente en flor, del árbol de clavo o clavero (Nombre científico: Syzygium aromaticum).

Al igual que se distingue en la mayoría de las plantas, el clavo de olor tiene distintos efectos benéficos que son utilizados por el hombre, dentro de los cuales se destaca su actividad insecticida y repelente para muchas especies de plagas lo cual se encuentra ampliamente documentado en distintos reportes.

Esta actividad biológica de interés se debe a la composición química del clavo de olor, que está conformada por diversos moléculas, siendo una de las principales para producir el efecto insecticida el eugenol y sus derivados. De esta manera, el uso del clavo de olor como repelente para insectos y ciertas plagas en su jardín es un truco casero, natural y sencillo que resulta muy eficaz y aquí te explicamos cómo puedes utilizarlo.

Limón con clavos

Para realizar este repelente natural solo necesitas cortar un limón por la mitad y encajar en cada una de ellas clavos de olor (el número dependerá del tamaño del limón). Posteriormente deberás de colocar cada una de las mitades del limón cerca de tus plantas; la cantidad de limones que necesites dependerá de la extensión de tu jardín.

El aroma que desprenden los clavos de olor debido a sus componentes químicos que lo conforman en conjunto con el limón, ahuyentaran a cualquier insecto que pretenda invadir el jardín. Igualmente, este truco lo puedes utilizar dentro de tu hogar para evitar la presencia de mosquitos.

Insecticida casero

Si buscas que el efecto sea más directo sobre tus plantas, debido a que alguna plaga de insectos o de hongos la está atacando, también puedes realizar un plaguicida casero y natural. Para esto requerirás una cabeza de ajo, de dos a tres clavos de olor y agua.

En primera instancia requieres triturar en la licuadora (o mediante otro método) la cabeza de ajo junto con los clavos de olor y agregar poco a poco dos vasos de agua; una vez que se obtenga una mezcla homogénea, se requiere dejar reposar durante un día. Transcurrido el tiempo pertinente, simplemente debes colocar la mezcla en un recipiente que te permita esparcirlo sobre tus plantas.

Este plaguicida casero, basado principalmente en los componentes activos del clavo de olor, mantendrán libres a tus plantas de los insectos y plagas que las pueden invadir y producir daño. Se ha reportado que tiene efecto repelente y de control sobre hormigas, mosquitos, termitas, cucarachas y otras plagas de insectos, además, tiene un efecto antifúngico sobre ciertas especies de hongos que atacan las plantas.

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.