Protege tu hogar y el jardín de las ratas con estos increíbles trucos

Las ratas son uno de los principales animales que se debe evitar a toda costa que ingresen a nuestro jardín u hogar, ya que tienen capacidades impresionantes para reproducirse y, por tanto, un potencial inmejorable de generar una importante plaga dentro de nuestros recintos. Las ratas son animales muy sociables y viven en grupos, por lo cual, el avistamiento de un ser de estos es la señal clave de que en realidad existe un nido muy cercano a tu vivienda o dentro de ella.

Se sabe que las ratas alcanzan una madurez sexual a los 40 o 60 días de su nacimiento, cuando una hembra es fecundada, su periodo de gestación dura alrededor de 21 días y, una vez que da a luz puede quedar preñada rápidamente; se estima que estos animales tienen entre seis y ocho camadas al año con un promedio de 11 crías por camada. De esta manera, son necesarios solo dos individuos de esta especie (macho y hembra) para generar una infestación de ratas que crece rápidamente fuera de control.

Además de esto, desafortunadamente, cualquier asentamiento humano está acompañado de estos seres vivos puesto que nuestras viviendas les proporcionan los componentes claves para sobrevivir: comida, agua y refugio.  Pese a esto, resulta fundamental realizar cualquier hazaña que se requiera para mantener a estos animales fuera de nuestro hogar debido a que representan un peligro para la salud del humano, al ser vectores de distintas enfermedades, además, generan daños muy importantes en las propiedades al roer distintos componentes como los cables y tuberías.

Debido a lo difícil que es erradicar una plaga de ratas, lo primordial es evitar rotundamente el ingreso de estos animales a las viviendas, de esta manera, aquí te describimos los mejores trucos a seguir para mantener alejados a estos roedores.

  • Rellenar o tapar agujeros, huecos o grietas. Debido a sus admirables habilidades y su anatomía, estos animales pueden ingresar por cualquier espacio pequeño que encuentren en nuestro hogar, de este modo, se recomienda cubrir con materiales adecuados, que no estén expuestos al mordisqueo de las ratas, cualquier zona que pueda servir para su ingreso. Se sugiere el sellado de sitios con más de un centímetro y medio de diámetro que se encuentren sobre todo a nivel del suelo.
  • Mantén el mejor saneamiento posible tanto en interior como en el exterior. Un mayor grado de higiene minimizará su atracción a nuestra vivienda en busca de comida y agua; sella muy bien los botes de basura, reemplaza los contenedores rotos y evita mantener bolsas sueltas que sean una fuente de alimento para estos animales.
  • Quita cualquier tipo de escombros que se encuentre en tu jardín, tanto provocado por la vegetación como por otros materiales, ya que esto facilitará el escondite y será un recinto perfecto para las ratas.
  • Verifique que el drenaje esté en buen estado y que las tuberías en desuso estén cubiertas, estos lugares son una gran fuente de roedores.
  • Uso de trampas mecánicas para eliminar a estos animales. Si estás muy consiente de que hay una plaga de ratas dentro o cerca de tu hogar, lo mejor será comenzar con el uso de trampas mecánicas, como jaulas, que se pueden utilizar en lugares estratégicos dentro de la casa. Estas no son tan peligrosas para niños o mascotas.
  • Utilizar cebos con venenos tóxicos. Solo se recomienda el uso de este tipo de componentes fuera del hogar, lejos de los niños y mascotas, ya que el uso en interiores puede provocar su esparcimiento y ser perjudicial para la familia. Recuerde siempre seguir estrictamente las instrucciones de uso en la etiqueta del veneno.
  • Ante situaciones de una infestación de ratas, lo más recomendable es realizar una llamada a una agencia de exterminadores que puedan fumigar el hogar de manera segura y eficaz.
Comparte ciencia, comparte conocimiento.