Descubren en China un bosque a 192 metros de profundidad en el interior de un gigantesco sumidero

Un gigantesco sumidero kárstico en China. (Imagen: Song Wen/Xinhua/Alamy Live News).

Un equipo de científicos ha hecho un descubrimiento impresionante, hay muchos en nuestro planeta, pero no dejan de ser fascinantes. Estamos hablando de un nuevo sumidero gigantesco que tiene su propio bosque interior.

El equipo de investigadores chinos expertos en cuevas encontró el sumidero kárstico en el condado de Leye, en la región autónoma de la etnia zhuang de Guangxi, en el sur de China. Mide 306 m de largo, 150 m de ancho y 192 m de profundidad, con un volumen superior a 5 millones de metros cúbicos, y se puede categorizar como un gran sumidero, informó la agencia de noticias Xinhua.

Zhang Yuanhai, ingeniero senior del Instituto de Geología Karst del Servicio Geológico de China explica que, hay tres grandes cuevas en la pared, que se supone que son los restos de la evolución temprana del sumidero. El fondo del sumidero tiene un bosque primitivo bien conservado. Sorprendentemente los árboles en su interior alcanzan hasta los 40 metros de altura y las densas plantas de sombra cerca de la altura de una persona.

El descubrimiento no es una sorpresa porque el sur de China alberga una topografía kárstica, un paisaje propenso a los dramáticos sumideros y cuevas de otro mundo. De hecho, anteriormente se han encontrado 29 sumideros de este tipo en la región de Leye.

Un sumidero kárstico común llamado tiankeng en Chongqing, China. (Imagen: Eastimages/Getty Images).

Los paisajes kársticos se forman principalmente por la disolución del lecho de roca, dijo a Live Science George Veni, director ejecutivo del National Cave and Karst Research Institute (NCKRI) de Estados Unidos y experto internacional en cuevas. Veni no participó en la exploración de la cueva, pero la organización que sí lo hizo, el Instituto de Geología Kárstica del Servicio Geológico de China, es el instituto hermano del NCKRI.

El agua de lluvia, que es ligeramente ácida, absorbe el dióxido de carbono al atravesar el suelo, volviéndose más ácida. A continuación, gotea, se precipita y fluye a través de las grietas del lecho rocoso, ensanchándolas poco a poco hasta convertirlas en túneles y vacíos. Con el tiempo, si la cámara de una cueva es lo suficientemente grande, el techo puede derrumbarse gradualmente, abriendo enormes sumideros, según Live Science.

«Debido a las diferencias locales en la geología, el clima y otros factores, la forma en que el karst aparece en la superficie puede ser dramáticamente diferente», dijo Veni. «Así, en China existe un karst increíblemente espectacular, con enormes sumideros y entradas de cuevas gigantes, etc. En otras partes del mundo, uno camina por el karst y no se da cuenta de nada. Los sumideros pueden ser bastante discretos, de solo uno o dos metros de diámetro. Las entradas de las cuevas pueden ser muy pequeñas, por lo que hay que colarse en ellas».

Los sumideros están interconectados a través de un río subterráneo y un sistema de cuevas, lo que los convierte en la mayor agrupación jamás encontrada al sur del Trópico de Cáncer, dijo a China Daily Zhang Yuanhai, miembro del equipo organizado por el Instituto de Geología Kárstica del Servicio Geológico de China, del Ministerio de Recursos Naturales.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.