Cambios inesperados en la temperatura de Neptuno desconcierta a los astrónomos

Neptuno visto por la Voyager 2 en 1989. (Crédito: NASA/JPL).

Neptuno es el octavo y más distante planeta del sistema solar, oscuro, frío y azotado por vientos supersónicos. Es muy frío allí, pero como aquí en casa, en alguna época las temperaturas tendrán un ascenso. Ahora, un nuevo estudio dice que la temperatura global promedio en Neptuno fluctuó inesperadamente durante un período reciente de 17 años, en vez de volverse más cálida, se volvieron más frías.

La luz cálida que vemos aquí en nuestro planeta natal es aproximadamente 900 veces más brillante que la luz solar en Neptuno, pero, así como aquí en casa, temporalmente la temperatura promedio tendrá un ascenso. Lo extraño es que las temperaturas globales cayeron inesperadamente durante casi dos décadas en pleno verano neptuniano.

«Este cambio fue inesperado», afirma Michael Roman, investigador postdoctoral asociado de la Universidad de Leicester (Reino Unido) y autor principal del estudio publicado recientemente en The Planetary Science Journal. «Dado que hemos estado observando Neptuno durante el inicio del verano austral, esperábamos que las temperaturas fueran lentamente más cálidas, no más frías».

Las estaciones suceden como en la Tierra, solo que en Neptuno dura alrededor de 40 años, esto debido a que tarda la friolera de 165 años en completar una vuelta al Sol. Desde 2005 es verano en el hemisferio sur de Neptuno, y los astrónomos estaban ansiosos por ver cómo cambiaban las temperaturas tras el solsticio de verano austral.

Los investigadores pensaron que las estaciones cambiarían lentamente en Neptuno porque el planeta tarda mucho en orbitar alrededor del Sol. Por sorpresa se comportó como un loquillo, habiendo un enfriamiento entre 2003 y 2009, seguido de un inusual calentamiento del polo sur entre 2018 y 2020. Para el caso de las temperaturas de la alta troposfera no variaron mucho, excepto en el polo sur, que pareció más cálido entre 2003 y 2006.

Neptuno se encuentra más de 30 veces más lejos del Sol que la Tierra, a unos 4.500 millones de kilómetros. Cualquiera esperaría mucho frío, y así es, la temperatura media del planeta alcanza unos -220°C, lograr medir su temperatura desde la Tierra no es tarea fácil dicen los investigadores.

Los resultados fueron presentados por un equipo internacional de astrónomos que analizó imágenes terrestres de Neptuno tomadas en el rango del infrarrojo medio entre 2003 y 2020. Imágenes capturadas por los telescopios que se encuentran en la lista de los más sofisticados del mundo, tales como el Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile, los telescopios Keck y Subaru en Hawai’i. y el telescopio espacial Spitzer de la NASA.

«Este tipo de estudio solo es posible con imágenes infrarrojas sensibles de grandes telescopios como el VLT que pueden observar Neptuno con claridad, y estas solo han estado disponibles durante los últimos 20 años aproximadamente», dijo el coautor Leigh Fletcher, profesor de la Universidad de Leicester.

Las variaciones de temperatura fueron tan inesperadas que mantiene desconcertados a los astrónomos. No se sabe aún qué pudo haberlas causado. Algunas sospechas se inclinan a que puede deberse a cambios en la química de la estratosfera de Neptuno, o a patrones meteorológicos aleatorios, o incluso al ciclo solar. Es un tema amplio y hay mucho por explorar, se espera que observaciones futuras esclarezcan las razones de estas fluctuaciones.

La investigación aparece en Planetary Science Journal.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.