Un estudio advierte que una mutación podría hacer al virus del Zika más peligroso

Un estudio publicado recientemente en la revista Cell Reports demostró que una pequeña mutación en el virus del Zika puede potenciar su transmisión, aumentar su patogenicidad y romper con la inmunidad generada en el pasado.

El virus del Zika pertenece a la familia de los Flavivirus y se caracteriza por transmitirse a través de vectores, de los cuales el actor principal es el mosquito del género Aedes aegypti. Grandes brotes del virus en América propiciaron entre el 2015 y 2016 una epidemia que logró contenerse. Actualmente se reportan casos aislados, específicamente en México, en lo que llevamos del año 2022, se han se han confirmado dos infecciones por Zika, pero la verdadera preocupación de los científicos es que este virus logre mutar y generar una cepa mucho más infecciosa.

El estudio aquí descrito obtuvo resultados experimentales contundentes de la posibilidad de mutación del virus, sobre todo tomando en cuenta que este tipo de virus ARN presenta altas frecuencias de mutación. Los investigadores obtuvieron sus hallazgos tras la imitación del ciclo natural del virus, que se da tanto en el organismo de los mosquitos como en nosotros, mediante la infección en serie de células de mosquitos y humanas cultivadas y ratones como modelo de estudio, algunos de los cuales eran inmunes a la infección por Dengue.

Se debe tomar en cuenta que la infección en serie, tanto en las células como en los ratones, se realizó por el conocimiento de que cuando un virus circula ampliamente en una población, infectando a muchos de sus individuos, aumenta la probabilidad de que aparezcan mutaciones. De esta manera, al examinar las cepas de los virus que habían pasado en serie se encontró específicamente una mutación que generó mayor patogénesis en ratones inmunes por Dengue.

El Dengue y el Zika son virus de la misma familia que comparten ampliamente distintas características moleculares que han permitido generar una inmunidad cruzada; se ha documentado en humanos y ratones que la inmunidad derivada de una infección por Dengue, brinda protección contra el Zika. Aquí se demostró que la mutación encontrada en cepas experimentales del virus del Zika puede disminuir dicha inmunidad.

Los estudios genéticos permitieron identificar la mutación que había causado esto en ratones y, al comparase con una mutación natural detectada en aislamientos recientes de Zika, se determinó que era la misma y, al evaluarla en células humanas y de mosquitos, se demostró que aumentaba su capacidad replicativa.

De esta manera, estos resultados advierten la posibilidad de aparición de alguna nueva cepa de Zika con la mutación específica encontrada aquí, la cual, indican los investigadores, que debe ser monitoreada como una variante de interés con potencial de transmisión y/o virulencia mejorada.

Por último, se debe de tomar en cuenta que estos son estudios de laboratorio con resultados experimentales que sugieren la posibilidad de que este evento suceda en el futuro, sin embargo, no se afirma tal hecho. En realidad, los reportes de este tipo permiten verificar la evolución de los virus en ambientes reales respecto a lo encontrado en los experimentos para así poder actuar a tiempo frente cualquier situación.

El reporte completo se encuentra en: Cell Reports

Comparte ciencia, comparte conocimiento.