¿Cómo sobrevivieron las cucarachas al asteroide que mató a los dinosaurios?

Representación artística de dinosaurios que huyen del impacto de un meteorito. (Ilustración de Mark Garlick, Science Source).

Hace 66 millones de años un asteroide de unos 12 kilómetros de diámetro se estrelló en la península de Yucatán, en México. La magnitud del suceso es difícil de averiguar, pero fue tan devastador que acabó con un 75% de las especies, incluidos los legendarios dinosaurios. Las cucarachas estuvieron presentes en aquel cataclismo, ¿cómo fue posible que estos pequeños animales sobrevivan?

En la actualidad las cucarachas pueden vivir prácticamente en cualquier lugar del mundo, tienen más de 300 millones de años en este planeta. Es impresionante, y obviamente, las consecuencias del impacto del asteroide que acabó con los dinosaurios no fueron a lo único a lo que se enfrentaron. Un artículo publicado por The Conversation explica algunas características que las mantuvieron bien equipadas.

Empezando por su estructura física, su cuerpo plano le permite refugiarse en sitios estrechos. Luego del impacto la superficie terrestre aumentó drásticamente, muchos animales pudieron no encontrar refugio, mientras que las cucarachas podían esconderse casi en cualquier grieta del suelo.

El evento desencadenó tsunamis en todo el mundo, además de provocar una oscuridad total por efecto de la gran cantidad de polvo que fueron expulsados a la atmósfera. En medio de la oscuridad la temperatura descendió a condiciones extremas, con poca luz solar, las plantas tenían dificultades para crecer, y muchos otros organismos que dependían de esas plantas no tenían que comer.

La época de hambruna no fue un problema mortal para las cucarachas. A diferencia de algunos insectos que prefieren comer una planta específica, las cucarachas son carroñeras omnívoras. Esto significa que comen la mayoría de los alimentos procedentes de animales o plantas, así como cartón, algunos tipos de ropa e incluso caca. El hecho de tener un apetito poco exigente ha permitido a las cucarachas sobrevivir a las épocas de escasez desde la extinción de Chicxulub y otros desastres naturales, explica The Conversation.

«Otro rasgo útil es que las cucarachas ponen sus huevos en pequeñas cajas protectoras. Estas cajas de huevos parecen judías secas y se llaman ootecas, que significa «cajas de huevos». Al igual que las fundas de los teléfonos, las ootecas son duras y protegen su contenido de los daños físicos y otras amenazas, como las inundaciones y la sequía».

Enséñame de Ciencia informó de que un estudio reciente encontró que el impacto del asteroide que mató a los dinosaurios fue más catastrófico de lo que pensábamos. Los investigadores encontraron que las cantidades de azufre que se emitió era mayor. Una cantidad masiva que acabó bloqueando el sol y enfrió la Tierra durante décadas o tal vez siglos. Pero eso no fue todo, más adelante esa cantidad de azufre acumulado en la estratosfera cayó como lluvia ácida letal sobre la superficie, cambiando la composición química de los océanos que pudo durar hasta decenas de miles de años.

Ahora sí podemos decir que las cucarachas tienen una resiliencia digna de felicitar. En la actualidad demuestran ser resistentes a muchos insumos químicos, por lo que las plagas son difíciles de erradicar. Superaron un obstáculo que fue demasiado grande para los dinosaurios. Si el escenario se repitiera en nuestra época, seguramente las cucarachas no deben preocuparse tanto como nosotros.

Te puede interesar: ¿Por qué se extinguieron los dinosaurios? Desgracia para unos, suerte para otros.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.