Los científicos han creado un nuevo mensaje para los extraterrestres inteligentes

Un cielo estrellado sobre el Observatorio de Arecibo. (Imagen: University of Central Florida).

La idea era enviar mensajes al espacio con la finalidad de que algún día se tope con una civilización extraterrestre no es nueva. Los humanos lo han hecho por primera vez en 1974, cuando un equipo de científicos, incluidos los astrónomos Frank Drake y Carl Sagan, transmitió un mensaje de radio desde el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico hacia Messier 13.

El mensaje de Arecibo que se envió hace casi medio siglo llegará a su destino en unos 25 mil años. Eso es mucho tiempo, pero la peor parte sería que ni siquiera logre ser descifrado, lo cual es una posibilidad si hay vida inteligente ahí fuera del sistema solar. Aquí la cuestión, ¿cómo podemos comunicarnos? Los científicos ahora han creado un nuevo mensaje actualizado en código binario.

Fue desarrollado por un equipo internacional de investigadores dirigido por Jonathan Jiang, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. «Se ha desarrollado un mensaje codificado en binario actualizado para su transmisión a inteligencias extraterrestres en la galaxia de la Vía Láctea», escriben los autores.

Según un documento titulado «Un faro en la galaxia» que aparece en el servidor de preimpresión arXiv.org, el mensaje actualizado incluye conceptos matemáticos y físicos básicos para establecer un medio universal de comunicación seguido de información sobre la composición bioquímica de la vida en la Tierra, la posición del Sistema Solar en la Vía Láctea con marca de tiempo en relación con los cúmulos globulares conocidos, así como representaciones digitalizadas del Sistema Solar y la superficie de la Tierra. El mensaje concluye con imágenes digitalizadas de la forma humana, junto con una invitación para que responda cualquier inteligencia receptora.

¿Estamos solos en el universo? La pregunta sigue sin responderse, pero muchos consideran que hay demasiado espacio ahí fuera como para pensar en que somos los únicos. Incluso se ha hablado de lo peligroso que sería contactar con una civilización extraterrestre inteligente.

Famosos científicos como Michio Kaku advierten que sería una mala idea intentar hacer contacto. En una entrevista pasada dijo: «No podemos correr el riesgo, no deberíamos intentar anunciar nuestra existencia a la vida extraterrestre en el espacio exterior por el simple hecho de que no conocemos sus intenciones».

«Pronto tendremos el telescopio Webb en órbita y tendremos miles de planetas para mirar, y por eso creo que las posibilidades de que podamos hacer contacto con una civilización alienígena son bastante altas», explicó Michio Kaku. «Hay algunos colegas míos que creen que deberíamos acercarnos a ellos. Yo creo que hacer eso es una idea terrible».

Curiosamente ahora ya tenemos al Telescopio Espacial James Webb en órbita, como se esperaba, se ha convertido en el principal observatorio de ciencia del mundo. Aunque todavía no ha culminado con sus fases de alineación y calibración de sus instrumentos, ya nos ha mostrado espectaculares imágenes tomadas durante las pruebas iniciales. En unos meses iniciará sus observaciones científicas que gracias a su sofisticada tecnología tiene potencial de cambiar nuestra comprensión del universo.

«Esta es una invitación a todos los habitantes de la Tierra para que participen en un debate sobre el envío de este mensaje», dice Jiang. «Esperamos que, al publicar este documento, podamos animar a la gente a pensar en esto».

El artículo se encuentra publicado en el servidor de preimpresión arXiv.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.