Cáncer de colon: los 5 síntomas que le delatan y cómo podemos evitarlo

Dentro de la amplia variedad de enfermedades neoplásicas, el cáncer de colon es uno de los más frecuentes, siendo el sexto más frecuente a nivel mundial y el cuarto en el continente americano, según datos de la Organización Mundial de la Salud. 

Al igual que con todas las enfermedades neoplásicas, el cáncer de colon inicia con desregulaciones a nivel celular, las cuales tienen sus orígenes en alteraciones en la maquinaria de reparación del ADN, mutaciones en el material genético, o cambios metabólicos que propician la aparición tumoral, y que hacen que una célula se vuelva cancerosa.

Sin embargo, el cáncer de colon es peculiar, ya que este puede presentarse en un individuo de dos formas posibles: la hereditaria, denominada poliposis adenomatosa de colon familiar, y que inicia con la aparición de múltiples pólipos en el colon que, de no tratarse adecuadamente, puede evolucionar a cáncer.

Por otra parte, aquel cáncer de colon donde no hay antecedentes familiares y que se desencadena repentinamente, se conoce como “adquirido”, el cual puede presentarse en alguna etapa de la vida, siendo en la edad adulta más frecuente. Por lo regular este tipo de cáncer es más agresivo que el poliposo, y se puede presentar por cambios en los genes que normalmente ayudan a una célula a reparar daños en el ADN. 

Estos cambios en los genes que orquestan el correcto mantenimiento de las células del epitelio del colon (mutaciones adquiridas o “de novo”), son las responsables de la aparición de cáncer de colon, por lo que existen algunos métodos para prevenirlas o disminuir el riesgo de aparición, de acuerdo con la American Cancer Society.

  • Sobrepeso u obesidad: Si usted presenta sobrepeso, es recomendable que se instruya en algún programa de acondicionamiento físico (con la correcta prescripción médica), a modo de disminuir el riesgo de aparición de cáncer colorrectal.
  • Mala alimentación: Una mala alimentación puede desencadenar la formación exacerbada de especies reactivas de oxígeno (ROS), que pueden apartar el ADN y provocar cambios en el mismo. Por lo que una dieta saludable es indispensable para evitar su aparición. 
  • Tabaquismo y alcohol: El consumir este tipo de productos puede promover el estrés celular. Es recomendable evitar su consumo, y más si se tienen antecedentes familiares de cáncer de colon.
  • Bebidas antioxidantes: El consumo de antioxidantes, como ácido cítrico (por decir un ejemplo), pueden evitar la acumulación exacerbada de ROS, las cuales afectan el ADN.

Entre los síntomas más frecuentes del cáncer de colon encontramos los siguientes 5: 

  • Cambio en hábitos intestinales vinculados a la diarrea o estreñimiento.
  • Modificaciones en la consistencia de las heces y sangrado rectal.
  • Molestia abdominal traducida en calambres, gases o dolor.
  • Debilidad .
  • Fatiga.

Ante todo, consulte a su médico si nota cualquiera de estos cambios.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.