Comienzan la construcción del primer tren eléctrico que solo necesita la gravedad para recargar sus baterías

Un proyecto ambicioso y único en su tipo está siendo desarrollado por dos empresas, una australiana y la otra británica: Fortescue Metals Group en colaboración con Williams Advanced Engineering. El proyecto consiste en la construcción del primer tren eléctrico con una tecnología que no se ha visto antes en otros sistemas ferroviarios.

Conocido con el nombre de “Tren Infinity”, este peculiar medio está siendo diseñado para transportar metales (principalmente hierro) y materias primas a lo largo de toda la zona oeste de Australia, utilizando para tal fin la línea de ferrocarril que posee Fortescue en dicha región, la cual tiene una longitud de más de 600 kilómetros y conecta la zona de explotación minera en las montañas que tiene la empresa, con la costa australiana.

Lo curioso de esta zona geográfica, es que, debido a la extensa área de desniveles producidos por las montañas, estos servirán como “impulsores” que favorecerán el sistema de recarga regenerativa del tren; es decir, que únicamente necesitará la energía cinética generada en dichos trayectos como consecuencia de la gravedad y de su carga para recargar sus baterías, durante el trayecto de ida.

“La regeneración de electricidad en las secciones cargadas cuesta abajo eliminará la necesidad de instalar una infraestructura de recarga y generación de energía renovable, lo que la convierte en una solución eficiente de capital para eliminar el diésel y las emisiones de nuestras operaciones ferroviarias”, explicó en un comunicado Elizabeth Gaines, directora ejecutiva de Fortescue Metals Group. “El Tren Infinity tiene la capacidad de ser la locomotora eléctrica a batería más eficiente del mundo”, añade. 

Fortescue Metals Group posee una flota de trenes conformada por 54 locomotoras que transportan 16 conjuntos de trenes, cada uno con capacidad de carga de hasta casi 35,000 toneladas de materia prima, desde la zona de explotación minera localizada en las montañas del este australiano, hasta el puerto de Herb Elliott.

Con la incorporación de los nuevos trenes, fortescue prevé que para 2030 logre su objetivo de estar 100% libre de emisiones derivadas de la combustión del diésel. En 2021, la empresa tuvo un consumo de 82 millones de litros de diesel, derivadas de sus actividades ferroviarias. “El Tren Infinity es un proyecto importante que se desarrollará junto con WAE, mientras trabajamos para cumplir con nuestro objetivo de descarbonizar nuestras operaciones mineras para 2030”, explica Gaines.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.