Posiblemente hemos subestimado seriamente cómo eran las condiciones hostiles en la Tierra primitiva

Los astrónomos y científicos son especialistas en el arte de desentrañar el pasado a través de una mirada en el presente.

Una de las grandes incógnitas por naturaleza ha sido la de desenmarañar los inicios de nuestra Tierra, los cuales en esta nueva investigación demuestran que las condiciones en las etapas iniciales de nuestro planeta, eran mucho más inhóspitas de lo que pensábamos.

Esto se plantea ya que los investigadores proponen que la radiación UV era mayor de lo que se pensó, para ser más precisos, alrededor de 10 veces más radiación en la superficie terrestre de la que se creía.

Este estudio va enfocado a los últimos 2,400 millones de años, en el momento en que surgió el Gran Evento de Oxidación (GOE) cuando los niveles de oxígeno fueron disparados en cuanto a su crecimiento, del mismo modo que los océanos.

Al conocer los eventos sucedidos en nuestra Tierra en ese largo periodo podríamos replantearnos de una mejor manera cómo es que se podría ostentar una atmósfera extraterrestre.

«Sabemos que la radiación ultravioleta puede tener efectos desastrosos si la vida se expone a demasiada», menciona el astrofísico Gregory Cooke , de la Universidad de Leeds en el Reino Unido. Y agrega que «Por ejemplo, puede causar cáncer de piel en humanos. Algunos organismos tienen mecanismos de defensa efectivos y muchos pueden reparar algunos de los daños que causa la radiación ultravioleta».

El investigador también menciona «Si bien cantidades elevadas de radiación ultravioleta no evitarían el surgimiento o la evolución de la vida, podría haber actuado como una presión de selección, con los organismos más capaces de hacer frente a mayores cantidades de radiación ultravioleta recibiendo una ventaja».

Los niveles en aumento de oxígeno favorecen la presencia de la capa de ozono, que bloquea una gran cantidad de material solar que podría estar aterrizando sobre nuestras cabezas.

En una estimación dentro de este trabajo es señalada la cantidad de oxígeno necesaria que formaría estas curiosas moléculas triatómicas de oxígeno.

Actualmente el 1% del ozono con el que contamos, se menciona que sería suficiente para frenar los embates producidos por los rayos solares, lo que nos hace preguntarnos, ¿cuál sería el nivel ideal de oxígeno?

Se sugiere que del 5 al 10 más de ozono sería lo más ideal, lo que sería más hospitalario con las diferentes formas de vida. Se reconoce al mismo tiempo que debido a este trabajo ahora es cuestionado si hace más de 2,600 millones de años ya se contaba con la capa de ozono suficiente para originar formas de vida que pudieran prosperar en ella.

«Sin embargo, dependiendo de las concentraciones de oxígeno, los animales y las plantas podrían haber enfrentado condiciones mucho más duras que el mundo actual. Esperamos que en el futuro se pueda explorar el impacto evolutivo completo de nuestros resultados».

La información fue publicada en la revista Royal Society Open Science.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.