Científicos de Harvard revelan a qué hora hay que dormir para evitar subir de peso

Durante el sueño se eliminan una gran cantidad de sustancias tóxicas que se producen durante un día de vida; esa es la afirmación universal que todos sabemos y que relacionamos con lo importante que resulta dormir. Sin embargo, de acuerdo con investigadores de la Escuela Médica de Harvard, dormir en ciertos horarios puede propiciar a un aumento de la masa grasa corporal.

Por esta razón, es importante saber que si usted presenta problemas para dormir o tiene fluctuaciones en sus periodos de descanso, ya sea por cuestiones laborales, académicas o de cualquier tipo, vaya organizando una rutina de sueño, a fin de evitar daños a su salud.

De acuerdo con los autores del estudio, el riesgo de aumentar la grasa abdominal y padecer obesidad aumentaba en un 20% en aquellos que se iban a dormir tarde (en comparación con los que dormían temprano). Este porcentaje de riesgo aumentaba hasta en un 35% en aquellos que iban a dormirse entre las 2:00 a.m. y las 6:00 a.m.

Entonces ¿A qué hora se debe dormir para evitar subir de peso? De acuerdo con los expertos, el horario en el que uno debe ir a dormir es entre las 8:00 p.m y 9:00 p.m. pues según la población de estudio, entre ese horario no está asociado con obesidad. Además, los investigadores encontraron que las siestas largas durante el día también estaban asociadas con un mayor riesgo de padecer obesidad, especialmente en la población femenina.

Pero ¿por qué dormir tarde se asocia con un mayor riesgo de padecer obesidad? Diversos estudios han determinado que dormir tarde altera el ciclo circadiano, lo cual viene acompañado de una producción de leptina, insulina, melatonina y cortisol. En conjunto, estos cuatro metabolitos intervienen, por una parte, en la lipogénesis, estimulando la producción de tejido adiposo, y por otra parte, la producción de insulina, lo cual genera que las personas con ciclos circadianos alterados tengan cierta predilección por alimentos ricos en carbohidratos, y un exceso de los mismos ocasiona que se almacene en el cuerpo humano en forma de grasas.

Aunque el estudio de Harvard se centró en una población de estudio de estudio de 26 países diferentes y un tamaño de muestra de alrededor 137,000 participantes, es meramente observacional, lo cual limita bastante el estudio de la causalidad. Por ello, no prueba que acostarse tarde provoque directamente un aumento de peso, pero sí encuentra una asociación entre ambas variables (dormir tarde y obesidad).

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.