Cáncer de próstata: el primer síntoma de que la enfermedad se ha extendido a los huesos

Dentro de la gama de enfermedades que afectan a los hombres, el cáncer de próstata se posiciona como uno de los más importantes, desde el punto de vista oncológico. Si bien se ha visto una menor prevalencia de la enfermedad gracias a las medidas que los centros de salud han implementado para combatirlo, lo cierto es que aún existe una incidencia de este tipo de cáncer, principalmente en los asentamientos rurales.

El cáncer de próstata, como su nombre lo indica, es una neoplasia maligna que afecta a este órgano que forma parte del aparato reproductor masculino. Según informa la Mayo Clinic, en una etapa inicial, el cáncer de próstata no provoca síntomas, lo cual dificulta su diagnóstico, y es justamente por esta razón que se recomienda realizar las pruebas clínicas pertinentes para detectarlo (de ser el caso). Sin embargo, en una etapa avanzada, el cáncer de próstata puede provocar los siguientes síntomas:

  • Problemas para orinar
  • Disminución en la fuerza del flujo de la orina
  • Sangre en la orina
  • Sangre en el líquido seminal
  • Dolor de huesos
  • Pérdida de peso sin intentarlo
  • Disfunción

Como ocurre con todas las neoplasias en una etapa avanzada, los tumores derivados del cáncer de próstata pueden hacer metástasis (es decir, migran desde donde comenzaron a generarse hacia otras partes del cuerpo, creciendo en diferentes sitios que pueden provocar fallas sistémicas mortales) en los huesos, que es el área más común, lo cual ocasiona compresión de la médula espinal.

Esta compresión ocurre cuando el cáncer se ha diseminado a la columna, ejerciendo presión sobre la médula espinal, lo que impide que los nervios puedan funcionar correctamente, explica Cancer Research UK. Como tal, el dolor de espalda suele ser el primer síntoma del cáncer de próstata avanzado debido a la compresión espinal. Este dolor, añade la organización, llega a ser tan molesto que puede despertar de un sueño profundo, lo cual es un obstáculo para descansar bien durante el sueño (y ese es la menor de las afecciones).

Como hacemos mención en cada píldora informativa, este artículo solo es informativo, y jamás debe usarse como método de diagnóstico. Si usted llega a sospechar de un posible cáncer de próstata, es recomendable que acuda a consulta médica lo antes posible, donde un especialista le realizará un diagnóstico certero con base en diversos parámetros que él considere adecuados.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.