Desarrollan un dispositivo para bajar de peso que bloquea las mandíbulas, y la gente no está contenta

La pérdida de masa grasa está en la mente de muchas personas, y más cuando ese aumento de más corporal tan dañino, llega a niveles extremos, que pueden comprometer su vida. Sin embargo, cumplir con el objetivo de bajar de peso, no es fácil de lograr, y más cuando existen otros factores que conllevan a las personas a seguir comiendo descontroladamente. 

La obesidad es una situación que compromete la vida de las personas, y ha sido considerada por muchos como una pandemia que parece no tener fin. Debido a esto, muchos son los métodos que se han desarrollado para hacer que las personas que padecen este problema, logren deshacerse de la grasa corporal dañina en el menor tiempo posible.

Fue por esa razón, que investigadores de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda desarrollaron un curioso dispositivo intraoral, que por medio de imanes se adhiere a los primeros molares inferiores y superiores, a modo de evitar que la mandíbula se abra más de 2 milímetros de ancho. 

Al mantener limitada la apertura de la mandíbula, este aparato de nombre De ntalSlim Diet Control, solo permite ingerir alimentos líquidos, con lo cual se consigue una disminución en la ingesta calórica y, a largo plazo, una disminución en la grasa corporal, según informan sus desarrolladores en un artículo publicado en Nature.

En su estudio, los investigadores analizaron a siete pacientes diagnosticados con obesidad, a quienes se les colocó el dispositivo durante dos semanas y se les sometió a una dieta líquida disponible comercialmente. Transcurrido ese tiempo, los individuos habían perdido hasta 6.5 kg de masa grasa. “Es una alternativa no invasiva, reversible, económica y atractiva a los procedimientos quirúrgicos”, explicó en un comunicado el Dr. Paul Brunton, profesor e investigador principal de la División de Ciencias de la Salud de la Universidad de Otago. “El hecho es que no hay consecuencias adversas con este dispositivo”.

Sin embargo, algunos internautas no vieron con buenos ojos al curioso aparato, y desde su publicación original en la cuenta de Twitter de la Universidad de Otago, ha tenido comentarios negativos.

Al ver la controversia que se estaba generando en torno al dispositivo la Universidad aclaró cuál es la verdadera intención del curioso dispositivo intramolar. “La intención del dispositivo no es ser una herramienta de pérdida de peso rápida; más bien está dirigido a personas que necesitan someterse a una cirugía y que no pueden operarse hasta que hayan perdido peso”. Después de dos o tres semanas, pueden retirar el dispositivo. Luego podrían tener un período con una dieta menos restringida y volver al tratamiento”, agregaron.

La investigación se publicó en Nature.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.