Esta es la razón por la cual no debes comer antes de realizarte cualquier prueba de laboratorio

La salud es algo que caracteriza a todo ser vivo. Hablando específicamente de los humanos, la Organización Mundial de la Salud la ha definido como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Cuando se pierde este estado (ya sea por afecciones o enfermedades), es recomendable acudir a consulta médica, donde el personal médico realizará un diagnóstico certero, no sin antes mandarle a realizar algunas pruebas clínicas, dentro de las que destacan las pruebas de laboratorio.

Seguramente usted ha escuchado que su médico le dice que antes de realizarse “X” prueba, debe de ir con un ayuno no menor a 6 horas, es decir, le está diciendo que vaya sin haber ingerido alimentos, y muchas de las veces no hacemos caso de las indicaciones, y preferimos comernos una “inocente torta de tamal” antes de someternos a, por ejemplo, una extracción de sangre para una química sanguínea.

Posiblemente usted piense que no va a pasar nada por haberse comido algo tan ligero, pero en su cuerpo se están desencadenando una serie de eventos bioquímicos que pueden provocar alteraciones en las pruebas que el personal de laboratorio le va a realizar. A continuación le mostramos una imagen de dos muestras que se están procesando en un laboratorio clínico.

El tubo de la derecha corresponde a una muestra de sangre centrifugada de un paciente que mantuvo un ayuno de 8 horas necesarias para análisis clínicos específicos. La muestra de la izquierda corresponde a un paciente que desayunó unas horas antes de la venopunción, y es conocida como «muestra lipémica». ¿Puedes ver la diferencia en el aspecto del suero de ambas muestras? 

El suero lipémico consiste en el aspecto lechoso de una muestra de laboratorio debido al alto contenido de grasas. La causa de lipemia es la presencia de lipoproteínas de muy baja densidad y quilomicrones circulantes (en circunstancias normales, no existen quilomicrones en sangre después de un ayuno de 8-12 horas). El carácter hidrofóbico de las grasas produce su suspensión en el suero y el aspecto turbio característico de la lipemia. 

Una dislipidemia puede ser la causa patológica de un suero lipémico, o bien se puede presentar por efecto de fármacos. Por ello es indispensable que siga las indicaciones al pie de la letra, para evitar un mal diagnóstico del cual se podría arrepentir toda su vida. Únicamente en casos extremos, y bajo la correcta indicación de tu médico, se puede omitir el ayuno (como en ciertas enfermedades metabólicas ya diagnosticadas).

Así que ya sabe que si su médico le dice que debe guardar ayuno antes de someterse a una prueba de laboratorio, es muy importante seguir las indicaciones al pie de la letra.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.