Especial de San Valentín: así explica la ciencia los secretos detrás del amor

En el día de San Valentín, muchos son aquellos que lo festejan en compañía de sus parejas, y no es de extrañar, pues como todos sabemos, el 14 de febrero se caracteriza por ser el día de los enamorados. Pero, a diferencia de lo que muchos piensan, la ciencia tiene mucho que decir sobre lo que en realidad ocurre.

¿Cómo surgió esta famosa festividad? 

La verdad es muy difícil rastrear sus orígenes exactos, pero algunos historiadores sitúan el origen de la festividad de San Valentín en la antigua Roma, en la celebración de las lupercales, que se celebraban el 15 de febrero. 

Otros historiadores, por el contrario, remontan el origen de San Valentín a la famosa celebración romana conocida como Juno Februata, la cual tenía por costumbre que los varones escogieran a su pareja extrayendo de una caja un papel con su nombre.

Por otra parte, el origen del personaje de San Valentín se remonta a la antigua roma del siglo III, cuando un sacerdote de nombre Valentín, casaba en secreto a jóvenes enamorados, desafiando con ello el decreto del emperador Claudio II, quien había prohibido los matrimonios entre jóvenes para evitar que estos no se alistaran en el ejército. Finalmente,el Sacerdote fue condenado y ejecutado un 14 de febrero.

Siglos más tarde, Valentín sería elevado a los altares por el papa Gelasio I, quien declaró el 14 de febrero, el día de su martirio, como el día de San Valentin, convirtiéndose en un símbolo de los enamorados.

¿Qué es el amor, según la ciencia?

Desde el punto de vista científico, existen muchos procesos que ocurren en el cuerpo humano cuando experimenta diversas emociones. Lo que llamamos amor, es uno de ellos, y cuando lo experimentamos se suscita una gran cantidad de eventos neurológicos gracias a la conexión sináptica del hipotálamo, la hipófisis, corteza cerebral y área tegmental frontal, regiones muy importantes del encéfalo, lo cual repercute en la liberación de dos hormonas clave, la oxitocina y la vasopresina, las responsables de que te sientas enamorado, pero que en el reino animal, cumplen funciones importantes en el apareamiento.

¿Por qué siento mariposas en el estómago cuando veo a mi amada (o)?

Como ya mencionamos, cuando estás bajo los efectos del amor, se liberan dos hormonas. Estas sustancias bioquímicas también estimulan el sistema dopaminérgico en el cerebro, lo cual se traduce en la liberación de dopamina a través del hipotálamo, un neurotransmisor asociado a diversas sensaciones placenteras y de relajación, la cual compite con la serotonina (neurotransmisor asociado al control de las emociones) en los núcleos dopaminérgicos cerebrales. Este proceso se ve potenciado por la presencia de oxitocina y adrenalina, uniéndose en un proceso en el que el cuerpo humano llega a experimentar numerosos cambios, dentro de los que se encuentra la sensación de “mariposas en el estómago”. 

Diversas investigaciones han apuntado a que la primera vez que nos enamoramos, los niveles de serotonina disminuyen y hay un incremento de dopamina hasta niveles excesivamente altos. Por ello, el primer enamoramiento que se experimenta es tan potente, que algunos científicos lo han asociado con lo mismo que experimentan algunos al consumir estupefacientes.

¿Por qué besamos a la persona que nos hace sentir “mariposas en el estómago”? 

Si lo piensas bien, resulta un poco extraño que el intercambiar saliva con otra personas nos parezca romántico y hasta placentero. Sin embargo, este es un instinto biológico que se ha mantenido a través de la evolución. 

Besar nos permite oler y saborear a un candidato para calibrar nuestra compatibilidad como posible pareja. La respiración y la saliva portan señales químicas que delatan si alguien está enfermo o sano y, en el caso de las mujeres, si está ovulando. Estos mensajes, procesados por los sistemas endocrino y nervioso, son indispensables para la reproducción. 

Por otra parte, la piel que rodea la nariz y la boca está recubierta con sustancias que tienen feromonas. Cuando dos humanos intercambian feromonas durante un beso apasionado, se sentirán subconscientemente más o menos atraídos el uno por el otro, en función de lo que sus sistemas detecten. La psicología nos dice que el besar es un acto que permite reforzar vínculos. Esta hipótesis está basada en que la oxitocina inunda el encéfalo cuando nos besamos.

Como puedes darte cuenta, el amor es pura química, propiamente dicho bioquímica, y al final, todos los eventos que se suscitan durante el enamoramiento tienen por objetivo principal la reproducción. La psicología, en este punto, tiene mucho que decir sobre las emociones y los vínculos afectivos que se presentan durante las fases iniciales de enamoramiento, y todavía sigue siendo un misterio el por qué en algunas personas, estas reacciones bioquímicas pueden durar toda la vida, cuando el promedio, según la ciencia, es de apenas un par de años. 

Disfruta el día en compañía de la persona amada.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.