Un exceso de guapura puede ser la causa de tu soltería, según la ciencia

Imagen: Angelina Jolie y Brad Pitt (Frederick M. Brown/Getty)

Sabemos que nuestros sentimientos en una relación sentimental cambian o evolucionan con el tiempo. Lamentablemente, la ráfaga brillante y estimulante de enamorarse no es permanente. Muchas parejas consiguen una relación consistente y duradera, aunque ser demasiado guapo puede tener sus desventajas cuando se trata de relaciones de largo plazo. Una investigación encontró que las personas más atractivas físicamente tienen más probabilidades de experimentar el divorcio.

Un equipo de investigadores buscó comprender mejor el impacto del atractivo físico en los resultados de las relaciones. El estudio dirigido por la psicóloga social Christine Ma-Kellams de la Universidad de Harvard y la Universidad de La Verne en California, abarcó cuatro experimentos independientes. Los resultados fueron sorprendentes: las personas más atractivas son menos buenas para mantener las relaciones.

En el primero experimento, dos codificadoras independientes examinaron las fotos de los anuarios del instituto de finales de los años 70 y 80 y calificaron a los hombres en función de su atractivo facial. A continuación, los investigadores recurrieron a Ancestry.com para determinar el estado civil de los sujetos, y descubrieron que los divorciados eran, de media, más atractivos que los casados.

De manera similar, en el segundo experimento se pidió a los codificadores que calificaran a los principales famosos masculinos y femeninos, los resultados revelaron que los más atractivos llevaban casados durante menos tiempo.

Para el tercer experimento se pidió a los participantes que calificaran el atractivo de un «objetivo», donde las personas tildadas de más atractivas físicamente, que se encontraban en relaciones comprometidas, mostraban más interés por objetivos del sexo opuesto. Los autores explican que se relaciona con un «pasivo relacional en la medida en que promueve el interés percibido en parejas alternativas».

Por último, el cuarto experimento abordó la cuestión de la satisfacción en las relaciones y su impacto en el interés por las «alternativas». Los participantes se dividieron en dos grupos, a uno de ellos se les hizo sentir más atractivos (tras ver una serie de fotos con personas del mismo sexo menos atractivas), y como resultado valoraron más las imágenes de objetivos atractivos del sexo opuesto, y especialmente si admitían estar insatisfechos en su relación actual. Este resultado no se dio con las personas a las que se les hizo sentir poco atractivas al ver una serie de fotos de personas más atractivas.

Esto lleva a la conclusión de que las personas calificadas como más hermosas, debido a que tienen más posibilidades para escoger, podrían estar menos dispuestas a esforzarse por mantener una relación satisfactoria y duradera. Veámoslo así: cuando hay otras posibilidades, ¿por qué pasar por el tedioso y difícil proceso de resolver los problemas de la relación?

«Creo que el atractivo te da más opciones en términos de alternativas de relación, lo que podría hacer más difícil proteger una relación de las amenazas externas. En este sentido, es probable que tener demasiadas opciones no sea beneficioso para la longevidad de la relación», dijo a Vice Ma-Kellam.

En resumen, los hallazgos sugieren que las personas atractivas pueden tener más dificultades para mantener relaciones a largo plazo que sus contrapartes menos atractivas. Pero tampoco es para ponerse tristes por ese grupo, ya que siguen teniendo más alternativas. Lo que sí podemos decir es que, el atractivo físico no es suficiente.

El artículo aparece en la revista internacional e interdisciplinaria Personal Relationships.

También te puede interesar: Algún día dejarás de llorar por tu ex, la ciencia te dice cuándo y cómo lograrlo.

Una versión original de este artículo fue publicado en Tendencias Científicas y Tecnológicas. Lea el artículo original.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.