Las esferas de Dyson alrededor de agujeros negros podrían revelar civilizaciones extraterrestres

Al hablar de la posible existencia de vida inteligente en el universo, aparte de la que habita la Tierra, nos podemos plantear muchas preguntas sobre la tecnología que estas civilizaciones pudieran emplear para satisfacer sus necesidades energéticas.

Todos hemos escuchado alguna vez sobre la esfera de Dyson, aquel objeto hipotético propuesto en 1960 por el físico Freeman Dyson, y que consiste en una megaestructura con la capacidad de rodear una estrella, y permitir que una civilización avanzada aproveche al máximo la energía lumínica y térmica del astro [claro, desde un punto de vista hipotético].

Ahora, un equipo de investigadores del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Tsing Hua en Taiwan, han propuesto a la esfera de Dyson como un objeto utilizado por civilizaciones avanzadas con la capacidad para extraer la energía de un agujero negro. 

«En nuestro estudio, consideramos que una civilización Tipo II o Tipo III bien desarrollada, necesita de una fuente de energía más poderosa que su propio Sol. Un disco de acreción, una corona y chorros relativistas podrían ser centrales eléctricas potenciales para una civilización de Tipo II”, escriben los autores del estudio publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

“Nuestros resultados sugieren que para un agujero negro de masa estelar, incluso en una proporción de Eddington baja, el disco de acreción podría proporcionar cientos de veces más luminosidad que una estrella de secuencia principal».

Dada la naturaleza extrema de un agujero negro, es posible que usted se pregunte cómo sería capaz una civilización de aprovechar la energía que estos astros expulsan, considerando que para tal fin se requeriría de una megaestructura que lo rodeara. En su investigación, el equipo de astrónomos dirigidos por el Dr. Tiger Yu-Yang Hsiao de la Universidad Nacional Tsing Hua, plantean varias posibilidades para esto. 

En primer lugar, el equipo considera puntos clave al disco de acreción de material sobrecalentado que gira alrededor de un agujero negro, y a la Radiación de Hawking. Además proponen a la corona, aquella zona magnetizada entre el borde interior del disco de acreción y el horizonte de eventos, como un elemento importante que podría contribuir a la captación de energía a través de la esfera de Dyson.

De acuerdo con los investigadores, el hecho de que un disco de acreción emita una luminosidad de hasta 100,000 veces más que la emitida por el Sol, es suficiente para mantener una civilización de Tipo II. «Si una esfera de Dyson recolecta no solo la radiación electromagnética sino también otros tipos de energía [por ejemplo, energía cinética] de los chorros, el total recolectado sería aproximadamente cinco veces mayor», escriben los autores en su artículo. 

Estas estructuras aún siguen siendo desconocidas para la ciencia, pero el equipo sugiere que el realizar otras mediciones, podría ayudar a revelar dónde se encuentran escondidas [en caso de existir realmente]. 

La investigación ha sido publicada en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.