Un hombre fue declarado muerto por tres médicos y se despertó justo antes de su autopsia

Muchas veces hemos escuchado algunas noticias que parecen más cuentos de ciencia ficción que hechos verídicos. Sin embargo, por mucho que nos cueste creer algunas de estas historias, resulta que tienen una base verídica.

Por ejemplo, hace un par de años se hizo mundialmente famosa la historia de un hombre que había sido declarado muerto por tres médicos (cada uno por separado) y que se despertó a los pocos minutos de que comenzaran los preparativos para su autopsia. El caso se hizo mundialmente famoso, pero los hechos estaban ocurriendo en España, donde las autoridades penitenciarias se encontraban desconcertadas por la situación.

El hombre era un preso de nombre Gonzalo Montoya Jiménez, quien se encontraba pagando una condena en el ala de máxima seguridad de la Penitenciaría Central de Asturias, al noroeste de España. En aquel entonces tenía 29 años, y un día antes de que fuera encontrado inconsciente por los guardias de seguridad, Jiménez había referido sentirse enfermo, motivo por el cual recibió atención médica sin encontrar alguna causa de enfermedad.

Sin embargo, la mañana del 7 de enero de 2018, el preso fue encontrado en su celda en estado inconsciente. Debido a esta situación, fue llevado con los dos médicos del complejo, quienes no encontraron signos vitales en el cuerpo del hombre, motivo por el cual fue declarado muerto con signos de cianosis (decoloración violácea de la piel causada por falta de oxígeno) y rigor mortis.

Tras el reporte de los dos médicos, el hombre fue llevado con el médico forense, quien emitió un tercer reporte, confirmando la muerte del individuo, por lo que se procedió a trasladar al hombre a un depósito de cadáveres de un hospital, donde fue marcado con pautas de bisturí para la autopsia y fue llevado a una cámara frigorífica donde pasó un tiempo.

No fue hasta que los patólogos se percataron de ruidos extraños que salían de la bolsa donde se encontraba el hombre, cuando se dieron cuenta que Jiménez aún estaba con vida, por lo que fue trasladado en una ambulancia a otro hospital para recuperarse de los acontecimientos ocurridos. Finalmente se informó que el preso se encontraba estable, pero el hecho que tres médicos dieran un reporte de defunción debido a una confusión, mantenía desconcertada a la penitenciaría española.

«No puedo comentar lo que pasó en el Instituto de Medicina Legal», dijo a los medios un portavoz del Servicio Penitenciario de España, «pero tres médicos han visto signos clínicos de muerte, por lo que todavía no está claro por el momento exactamente por qué ocurrió esto».

Tras realizarse un análisis pertinente, los médicos dijeron a los medios españoles que la confusión pudo haberse debido a un caso de catalepsia, en el que el cuerpo entra en un estado de trance o convulsión, exhibiendo una pérdida de conciencia y sensación, junto con rigidez física. De ser el caso, los médicos aún desconocen por qué el preso pudo haberse vuelto cataléptico, pero había experimentado episodios de epilepsia y tomaba medicamentos para la afección. 

Estos casos nos dejan claro cómo el cuerpo humano puede comportarse ante diversas situaciones, lo cual puede ocasionar confusión por parte del personal médico para dar un diagnóstico definitivo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.