Un estudiante se convierte en el primer astrónomo aficionado en descubrir una nueva luna de Júpiter

Este mes ha visto varias noticias populares en el ámbito de las ciencias espaciales. Si bien son han sido varios los estudios que se han publicado en materia de astronomía y del espacio, tres son las que se han popularizado en todos los medios: dos que tocaron el tema de los viajes de Virgin Galactic y Blue Origin, y que han marcado el inicio de una nueva era en el turismo espacial; y una que dio a conocer la NASA en un comunicado, en el cual afirmaba que el Telescopio Espacial Hubble había vuelto a reanudar operaciones, tras un mes de intensas tareas de mantenimiento efectuadas por el equipo.

Ahora, los medios se centran en la reciente noticia dada a conocer en el portal Minor Planet Mailing List, en el cual un estudiante llamado Kai Ly, publicó sobre su descubrimiento de una luna planetaria hasta ahora desconocida para la ciencia, y aunque su observación aún no se ha publicado en revistas científicas, Ly ha solicitado su publicación por parte del Minor Planet Center, un organismo que forma parte del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian, en Estados Unidos.

Los hallazgos de Ly fueron posibles gracias a las imágenes efectuadas en 2003 por el Telescopio Canadá-Francia-Hawai (CFHT). El estudiante analizó los datos recopilados por los investigadores de la Universidad de Hawai. Para su sorpresa, encontró un objeto (al que se le ha dado provisionalmente el nombre de EJc0061), que muy probablemente se trate de un fragmento de Carme, uno de los muchos satélites irregulares de Júpiter.

“¡Me enorgullece decir que esta es la primera luna planetaria descubierta por un astrónomo aficionado! Aparte de eso, realmente no hay nada extraordinario en esta luna joviana, es solo un miembro típico del grupo retrógrado Carme”, expresó el estudiante en un comunicado en Minor Planet Mailing List.

Con este descubrimiento, el número total de lunas detectadas en Júpiter se eleva a 80, pero, a diferencia de otras lunas de Júpiter, como como Ganímedes y Europa, este tipo de lunas giran alrededor de Júpiter en dirección opuesta a su rotación.

Las observaciones del astrónomo aficionado han sido enviadas a revistas científicas, para su revisión y publicación formal, marcando un logro importante en el descubrimiento de objetos astronómicos efectuados por aficionados.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.