Lo cerdos salvajes liberan anualmente más dióxido de carbono que un millón de automóviles

Quizá uno de los temas más impactantes en la actualidad sea el cambio climático, y con ello los diversos factores que impactan negativamente en el medio ambiente. Por mucho tiempo, se ha conocido el papel de las emisiones de dióxido de carbono que son el resultado de la actividad humana, así como la importancia que estas tienen en el medio ambiente.

Ahora, un nuevo estudio ha generado algunos debates en redes sociales y en internet en general, pues expone como protagonista de emisiones de CO2 de importancia climática, a una especie animal que ha estado viviendo en la Tierra por mucho tiempo… y no, no es el humano.

Una investigación liderada por científicos de la Universidad de Queensland y de la Universidad de Canterbury encontró que los cerdos salvajes (jabalíes) juegan un papel importante en las emisiones de dióxido de carbono que son vertidas anualmente a la atmósfera, logrando identificar el daño climático que están causando los cerdos salvajes en los cinco continentes.

En la investigación, el equipo recurrió a métodos poblacionales predictivos y de mapeo computarizado. En su estudio, los científicos encontraron que los cerdos salvajes liberan alrededor de 5 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono al año, es decir, el equivalente a 1.1 millones de automóviles.

Los cerdos salvajes son una de las especies invasoras más extendidas en la Tierra. Crédito de la imagen: Fitzroy Basin Association

¿Pero cómo es que contribuyen estas especies en el cambio climático? A simple vista pudiera parecer que se debe a su mala fama de ser especies flatulentas, una creencia popular que se ha mantenido y expandido a través del cine y la televisión. Sin embargo, la situación con los cerdos salvajes va más allá de esta creencia, y se debe a su manera de remover los suelos para comer, eliminando el carbono que se encuentra atrapado en este medio. «Los cerdos salvajes son como tractores que aran los campos, removiendo el suelo para encontrar comida», explicó en un comunicado el Dr. Christopher O’Bryan de la Universidad de Queensland. “La población de jabalíes en constante expansión del mundo podría ser una amenaza significativa para el clima”.

Los cerdos salvajes cumplen una función importante cuando se encuentran en su territorio natural, pero como especies invasoras pueden ocasionar efectos fatales al medio ambiente. A través de sus métodos de estudio, los investigadores pudieron detectar que estas especies están desarrollando actualmente un área de alrededor de 36,000 a 124,000 kilómetros cuadrados, en entornos donde no son nativos. «Es una enorme cantidad de tierra, y esto no solo afecta la salud del suelo y las emisiones de carbono, sino que también amenaza la biodiversidad y la seguridad alimentaria que son cruciales para el desarrollo sostenible», explica el Dr. O’Bryan.

Sin embargo, el hecho de que estas especies sean un problema, no significa que sea su culpa, pues es el humano quien se ha encargado, a través de la introducción en otras regiones, de su expansión a los cinco continentes. “Las especies invasoras son un problema causado por los humanos, por lo que debemos reconocer y asumir la responsabilidad de sus implicaciones ambientales y ecológicas”, explicó en un comunicado Nicholas Patton, candidato a Doctorado por la Universidad de Queensland y coautor del estudio.

Los investigadores piensan que con los resultados de su trabajo, se puedan realizar nuevas investigaciones para frenar los efectos del cambio climático en un futuro.

La investigación ha sido publicada en Global Change Biology, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.