Confirman el primer insecto extinguido por el humano en Estados Unidos

Vista por última vez batiendo sus alas iridiscentes en San Francisco a principios de la década de 1940, la mariposa azul Xerces ha sido considerada la primera especie de insecto estadounidense aniquilada por el desarrollo urbano. 

En una nueva investigación liderada por el Centro de Bioinformática Grainger del Museo de Historia Natural en Chicago, un equipo de investigadores analizó el ADN preservado en una especie de Xerces de 93 años que se encontraba en un museo, confirmando que se trataba de una especie única. Además, el estudio también confirmó que se trata del primer caso en Estados Unidos de extinción de un insecto provocado por el hombre.

«Es interesante reafirmar que lo que la gente ha estado pensando durante casi 100 años es cierto; esta era una especie conducida a la extinción por las actividades humanas», explicó en un comunicado el Dr. Felix Grewe, codirector del Centro de Bioinformática Grainger y autor principal del estudio publicado en la revista Biology Letters.

La especie de Xerces fue identificada por primera vez en 1852 en la península de San Francisco, y a la humanidad le tomó menos de un siglo extinguirla, avistándose por última vez en 1940. Uno de los factores que pudo haber influido en la extinción de esta especie, fue la creciente urbanización de los sitios que por naturaleza eran habitados por la mariposa, provocando la perturbación del medio, pérdida del hábitat y modificaciones del ecosistema endémico, lo que finalmente acabó con esta especie para siempre.

Durante mucho tiempo se mantenía en duda sobre si la mariposa Xerces era una especie distinta de otra que está ampliamente distribuida en la zona, conocida como mariposa plateada. Para verificar si eran especies diferentes, el equipo realizó un análisis genético de la mariposa plateada, y de un ejemplar que se mantenía en un museo. El hecho de que se haya podido utilizar ADN de un ejemplar de mariposa Xerces que había muerto hace casi 100 años, se debe a la alta estabilidad de esta molécula. «El ADN es una molécula muy estable, puede durar mucho tiempo después de que las células en las que está almacenado hayan muerto», explica en un comunicado el Dr. Grewe.

Al comparar las secuencias de material genético, Grewe y sus colaboradores encontraron que el ADN de la mariposa Xerces era diferente, lo que significa que era una especie separada. «La mariposa azul Xerces es el insecto más emblemático para la conservación, ya que es el primer insecto en América del Norte que sabemos que los humanos condujeron a la extinción», explicó el Dr. Corrie S. Moreau, autor corresponding del estudio.

Este estudio hace un llamado a la humanidad, y pretende hacer conciencia sobre el impacto negativo de la actividad humana en el medio ambiente. Tal y como explican los autores de este trabajo, si no hacemos algo para evitar más extinciones de especies, muy pronto acabaremos con casi todos los insectos del planeta. 

La investigación ha sido publicada en Biology Letters, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.